Borroka Garaia da!

5 falsedades del texto de Astarita sobre Catalunya

Autor: Borroka garaia da!

Nacionalismo catalán y un texto de Lenin

1. “la constitución de Catalunya como Estado independiente no es históricamente progresiva.”

En primer lugar hay que decir que no se ha constituído aún Catalunya como Estado independiente y el proceso de autodeterminación destinado a ello está siendo intervenido militarmente no por fuerzas “históricamente progresivas” sino por absolutamente todo lo contrario. Por elementos fascistas del capital del estado (imperialista ) español.

Lo que si se puede constatar ya como probado es que el estado español como cárcel de naciones a la que se les niega el derecho de autodeterminación y como miembro de la OTAN , la UE y del bloque occidental del capital no es históricamente progresiva sino hija del régimen fascista y una enemiga declarada de los derechos de los pueblos y de la clase trabajadora. Un estado fundamentado en la ideología de la dictadura franquista donde “la unidad de españa” cumple un rol fundamental para la supremacía del capital.

La mayoría del pueblo catalán votó NO a la entrada en la OTAN, simplemente con eso ya seria suficiente para declarar cualquier tipo de estado catalán como históricamente más progresivo que el español. En Catalunya la lucha de clases está más desarrollada que en el estado español, un estado independiente catalán reuniría condiciones más favorables para la lucha obrera ya que la burguesía catalana no podría contar con apoyo directo de todo el esquema represivo español burgués y su fuerza fáctica.

2. “No existe una relación de explotación, o de saqueo colonial, sobre Catalunya”

El estado español y su burguesía saquea a toda la clase trabajadora en todos los territorios donde se extiende. Catalunya incluída.

3. “Tampoco estamos en presencia de alguna forma de nacionalismo feudal enfrentado a un nacionalismo catalán democrático-burgués progresista.”

Estamos en presencia de un nacionalismo español imperialista de carácter fascista frente al derecho de un pueblo a ser independiente. El nacionalismo catalán independentista es mayoritariamente socialdemócrata, con una corriente en ascenso de socialismo revolucionario y con una corriente en declive burguesa que precisamente se ha visto abocada a la escisión.

Es decir, el proceso de autodeterminación catalán está corriendo hacia la izquierda a la sociedad catalana elevando las contradicciones sociales. Ni que decir tiene que el unionismo español reúne a lo más reaccionario de la sociedad, pues todos los procesos unionistas españoles giran hacia la derecha a la sociedad.

La oligarquía catalana y las facciones más altas del capital son contrarias a la independencia catalana. Son las clases populares el grueso independentista.

4. “la formación de pequeños Estados nacionales a lo largo y ancho de la Península Ibérica puede ser un factor de mayor atraso y rivalidades”

No hay ninguna base para tal afirmación pues la rivalidad precisamente nace de la opresión nacional que practica el estado español, negando a las naciones su condición de nación.

5. “Pero además, la exaltación del nacionalismo y del particularismo no tiene nada de beneficioso para la clase obrera y el socialismo. Y en Catalunya hasta podrían generarse mayores divisiones en la clase obrera (por no hablar de la relación con los trabajadores del resto de España)… Combatir al nacionalismo y preservar la unidad de la clase obrera. “

Lo que no tiene nada de beneficioso es que el estado español imponga al pueblo catalán su nacionalidad y niegue el derecho de autodeterminación. Que el particularismo español se intente imponer a la universalidad catalana es un crimen hacia los pueblos y la clase trabajadora.

La unidad obrera no significa unidad de españa. Al contrario. La independencia de Catalunya es paso fundamental para la unidad obrera internacionalista. Lo que divide a la clase obrera es la opresión nacional española.

En definitiva, es una gran falacia colocar en el mismo plano al independentismo catalán y al unionismo español. No existe ningún argumento que indique que la independencia catalana suponga el mínimo atraso para la situación actual de la clase trabajadora, y sí una ventana de oportunidad para que el proceso constituyente de nuevo estado la balanza sea más favorable a ésta. La unidad de la clase trabajadora se construye desde el respeto a todos los pueblos. No se puede hacer llamados a la unidad mientras exista opresión nacional si estos llamados no están dirigidos a superarla.

Por lo que el texto de Rolando Astarita lejos de una defensa del socialismo es una defensa de la unidad impuesta del estado español que no favorece en nada ningún proceso socialista ni internacionalista sino que da alas a la reacción capitalista española en la cual está incluida la gran burguesía catalana y niega derechos a la clase trabajadora catalana para su independencia de clase. Invisibilizándola como sujeto. Siendo igualmente un silenciamiento a las fuerzas trabajadoras catalanas que están luchando para que tras el proceso de autodeterminación se produzca un fuerte cambio social que entra en parámetros de posibilidad debido a que la amenaza fascista española tendrá y tiene como consecuencia la radicalización de las clases populares y de la socialdemocracia en beneficio de apuestas revolucionarias (apuestas representadas por diversos sectores independentistas).