Home

guerra-carlista

Saretik

Irteen

Qué es lo que realmente pensaba Alvarez Mendizabal sobre el pueblo vasco

El célebre financiero castellano del siglo XIX, Mendizabal, comúnmente conocido por su “desamortización” de los bienes comunales blackjack eclesiásticos, y que en realidad no se apellidaba Alvarez Mendizabal, sino Alvarez Mendez, nombrado presidente del Gobierno de España, a finales de 1835 escribe una proclama con las disposiciones de su gobierno, en la Gazeta, que nos aclara qué es lo que pensaba de Euskal Herria. El texto dice así:

“El Gobierno español está seguro de terminar pronto y gloriosamente la guerra de las Provincias Vascongadas con solo los recursos nacionales: pero impone por condición que el orden público se restablezca, y restablecido y la confianza (*Nota del trancriptor; así en el original), bastara el movimiento rápido y ascendente del crédito público para proporcionar medios; y para conseguir ese resultado no habrá necesidad de aumentar ni un solo maravedie la deuda pública; bastarán los recursos ordinarios y los del crédito; siempre bajo la condición del restablecimiento del orden.”(…)

“Hasta que tenga a su disposición todos los recursos necesarios para una victoria completa e infalible, no empezará los movimientos militares. Su campaña no debe durar más que uno o dos meses, y la ocupación de las guaridas de todos los facciosos ha de ser simultánea. No se contentará ni con el valiente Ejército del Norte, ni con los cuerpos auxiliares extranjeros, ni aún con las tropas recientemente levantadas en las provincias de la monarquía. Cuando penetren en el país enemigo no les ha de faltar ni un solo hombre del número que se juzgue necesario para concluir la guerra en unos pocos días”.(1)

Ya vemos en estos fragmentos de las disposiciones de Alvarez Mendizabal, que no denomina “guerra carlista” a lo que está haciendo su gobierno (2), sino guerra de las Provincias Vascongadas, país enemigo en el que, en su opinión, ha de penetrar un ejército lo suficientemente demoledor como para concluir la guerra en unos pocos días. Esta es la promesa que hace Alvarez Mendizabal a los “revolucionarios” burgueses españoles, (que se habían levantado por su descontento con el Estatuto Real que solo admitía a 16.000 votantes en su sufragio censitario), si, desmovilizándose, le apoyan.

Pero ¿de dónde salía Alvarez Mendizabal? Wikipedia nos aclara dónde se encontraba y haciendo qué Alvarez Mendizabal cuando es llamado por el Ministro de Hacienda Toreno a Madrid en 1835, y, sobre todo, por qué se le llama:

“Tras el triunfo liberal en Portugal Mendizábal alcanzó una posición clave en aquél país, entre otras razones porque se convirtió en el agente financiero del reino en Londres. Así fue como reforzó su amplio crédito en el mundo financiero británico -y también francés- que sería muy importante en su vuelta a España en septiembre de 1835,(…)

En España el gobierno presidido por el liberal moderado Francisco Martínez de la Rosa nombrado por la regente en junio de 1834 se encontró con que no tenía recursos para pagar al ejército “isabelino” que combatía en la primera guerra carlista, por lo que desde Londres Mendizábal se ofreció al ministro de Hacienda, el conde de Toreno, para hacer gestiones ante los banqueros británicos y franceses y ante sus respectivos gobiernos para que éstos concedieran un empréstito al reino de España. Así cuando el conde de Toreno sustituyó a Martínez de la Rosa al frente del gobierno en julio de 1835 nombró a Mendizábal ministro de Hacienda
(3)

Nótese que al Ejercito del Norte que combate “en país enemigo” haciendo la “Guerra de las Provincias Vascongadas”, el artículo de Wikipedia, siguiendo la tendencia dominante de la historiografia españolista, lo denomina “ejército isabelino” que hace la primera “guerra carlista”…

Pero, en efecto, lo que este financiero político promete, como hemos visto, es terminar pronto lo que llama la Guerra de las Provincias Vascongadas “con solo los recursos nacionales”, comprendiéndose que por nacionales entiende castellanos y los créditos que obtenga, en el mercado internacional de capitales, el estado castellano para hacer la guerra imperialista a las Provincias Vascongadas. Para sufragar la guerra, Alvarez Mendizabal sostiene que no va elevar “ni un solo maravedíe” la deuda pública, lo que demuestra que la situación ya era de quiebra… pero siempre hay recursos que el incipiente capital financiero-industrial puede movilizar…

¿Se comprende ahora en qué se basaba la necesidad de realizar la presunta “Desamortización de Mendizabal”? Esencialmente aquello fue un saqueo interno y apresurado con el objetivo de lograr recursos para financiar la Guerra de las Provincias Vascongadas, al más puro estilo imperialista, cuyos principales beneficiarios fueron la banca inglesa, que administraba la plétora de capitales provenientes de la industrialización británica, los magnates ibericos al estilo de Alvarez Mendizabal, y aquellos “revolucionarios” españoles que estaban dispuestos a dejar de hacer la revolución siempre y cuando se reanudara el gasto público para abastecer al ejército invasor castellano del Norte, involucrado en hacer la Guerra de invasión de las Provincias Vascongadas.

Y es que, obviamente, la amenaza-promesa de Alvarez Mendizabal de poner dinero en circulación como nuevo gasto público militar a cambio de desmovilización política burguesa contra el Estatuto Real de 1834, y si no cesar la guerra imperialista contra las Provincias Vascongadas, logró calmar los ánimos de “los revolucionarios” burgueses españoles.

Las riquezas mineras, un objetivo esencial del imperialismo británico

Recordemos, respecto al marco general de esta guerra claramente imperialista contra nuestro país(4), que en 1832 hubo una crisis de sobreproducción en Inglaterra, la primera crisis cíclica industrial del capitalismo de reproducción ampliada o industrial. El abaratamiento del capital constante de ese centro mundial de acumulación de capital, ubicado en la Inglaterra del siglo XIX, era una necesidad política, lo mismo que la búsqueda de nuevos nichos de inversión rentable. Y las riquezas mineras no solo vascas sino también peninsulares, estaban en el punto de mira del desarrollo capitalista europeo, en lo que ya fue una verdadera repartija, que incluirá no solo el hierro bizkaino sino también el plomo y el mercurio andaluz. Hay que apuntar que en la Inglaterra de los años 30 del siglo XIX, el movimiento cartista fue contrario a la intervención del Imperio Británico en la guerra de las Provincias Vascongadas, lo que veremos claramente reflejado en el texto “Campaña de doce meses en Navarra y las Provincias Vascongadas con el General Zumalacárregui de C.F. Henningsen”. Además de los objetivos e intereses de los “revolucionarios” castellanos, el imperialismo británico no solo buscaba eliminar barreras comerciales a sus productos metalúrgicos, en su apoyo a Castilla(5) contra las Provincias Vascongadas, también buscaba obtener suculentas concesiones mineras a precios de remate. En 1826 el estado castellano había emitido una ley de nacionalizacion de las riquezas del subsuelo, que en 1927 desautoriza para el territorio bizkaino y la minería vasca una ley foral bizkaina, declarando las riquezas del subsuelo como un bien propiedad de la diputación foral.

En 1833 una marea de matxines, (de meatz-ain, mineros), tras la muerte de Fernando VII, se lanzan en matxinada a Bilbao a proclamar rey – y así señor de Bizkaia -, a Carlos V, en Bilbao, de quien creen que respetará el fuero de Bizkaia, que en esos momentos, como ha quedado demostrado, significaba reivindicar la soberania(6), teniendo esa soberanía nada menos que el contenido material de la propiedad colectiva de la mayor reserva de mineral de hierro de Europa Occidental, y la renta de los mineros comunales bizkainos, quienes en la formación de sus rentas combinaban mina, bajo derecho de usufructo comunal, y caserio, normalmente bajo arriendo. Es la última matxinada. La respuesta del imperialismo castellano, asociado al imperialismo inglés, fue enviar a marchas forzadas a un ejercito castellano de 11.000 soldados a invadir Bizkaia y tomar Bilbao, ciudad habitada por 10.000 personas de las cuales la mitad huyó de la ciudad. En esencia, en el primer sitio de Bilbao, las Divisiones Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra sitiaban al ejercito español del Norte, compuesto por los regimientos Gerona, Ronda, Compostela, Valencia, Alcazar de San Juan y Mondeñedo, reforzados con una minoria de auxiliares locales dispersos en compañías de apoyo a este ejército “del Norte”.

La casi totalidad de la población del país, liberal o absolutista, era contraria a la invasión del ejército castellano y sus socios auxiliares ingles y francés. Las ciudades no eran pro liberales y el campo pro absolutista, recalquemos; la versión de que las ciudades eran liberales y el campo absolutista es la versión burguesa española. La realidad histórica es que entraron en el “país enemigo” con una misión imperialista: Derribar los estados vascos y saquearlos al modo imperialista. El 95% de la población vasca vivía fuera de la cuatro ciudades, en realidades plazas fuertes, tomadas por el ejercito castellano, y de ese 5% que habitaba Gasteiz, Bilbao, Donosti e Iruña, más del 90% de los civiles era contrario a la presencia militar española, inglesa y francesa en el país. No se trataba de introducir el capitalismo, se trataba de repartirse una pequeña nación. Lenín, en su prólogo a “El estado y la Revolución” lo sintetizó magnificamente así:

Los elementos de oportunismo acumulados durante décadas de desarrollo relativamente pacífico crearon la corriente de socialchovinismo imperante en los partidos socialistas oficiales del mundo entero. Esta corriente (Plejánov, Pótresov, Breshkóvskaia, Rubanóvich y luego, bajo una forma levemente velada, los señores Tsereteli, Chernov y Cía., en Rusia; Scheidemann, Legien, David y otros en Alemania; Renaudel, Guesde, Vandervelde, en Francia y en Bélgica; Hyndman y los fabianos, en
Inglaterra, etc., etc.), socialismo de palabra y chovinismo de hecho, se distingue por la adaptación vil y lacayuna de los “jefes” del “socialismo”, no sólo a los intereses de “su” burguesía nacional, sino, precisamente, a los intereses de “su” Estado, pues la mayoría de las llamadas grandes potencias hace ya largo tiempo que explotan y esclavizan a muchas nacionalidades pequeñas y débiles. Y la guerra imperialista es precisamente una guerra por la partición y el reparto de esta clase de botín. La lucha por arrancar a las masas trabajadoras de la influencia de la burguesía en general y de la burguesía imperialista en particular, es imposible sin una lucha contra los prejuicios oportunistas relativos al “Estado
.

Vladimir Ilich Ulianov, Lenin.”(7)

Riquezas mineras, falsos revolucionarios, eliminación de soberanías estatales, invasiones territoriales y mancomunión de intereses imperialistas(8), eso es lo que había, no revolucionarios desarrollando las fuerzas productivas. Alvarez Mendizabal lo dice muy claro en amenaza-promesa a sus socios del invierno de 1835, para quien lo quiera entender: tiene que restablecerse el orden público, sino no proseguirá la guerra contra Euskal Herria, y se acabarán los gastos públicos. Este es el argumento que funcionó para disuadir a los “revolucionarios”.

NOTAS

(1)Historia de la Guerra Civil y de los partidos liberal y carlista. Tomo II. Disposiciones de Mendizabal. Ppgg, 355-356. Antonio Pirala.

(2) El concepto “carlistas”, “carlismo”, aunque ya se utilizaba en los debates en la oligarquía británica, era desconocido para los legitimistas, los foralistas y los apostolicos que se nucleaban en torno al rey Carlos V, y que estaban en guerra desde años antes. El mismo libro de Pirala que acabo de citar aquí arriba no se titulaba la guerra carlista, sino la guerra civil. Así pues el bautizo como guerra carlista, a la I Guerra Foral es un nombramiento posterior en décadas a la guerra en sí. Podrían haberlas llamado perfectamente guerras de sucesión, que no carlistas, y a la guerra imperialista contra Euskal Herria, pues Guerra de las Provincias Vascongadas y Navarra, o mejor, I Guerra (imperialista) de Euskal Herria.

(3) Artículo de Wikipedia sobre Juan De Dios Álvarez Mendizabal, nacido Álvarez Méndez

(4) Las guerras imperialistas comienzan cuando el capital sobreacumulado es exportado para hacer inversiones en este caso en equipamientos militares, al par que ello se hace buscando ampliar mercados, en este sentido la Guerra de las Provincias Vascongadas es probablemente la primera guerra imperialista de la época del capitalismo, habiendo sido guerras coloniales y por la hegemonía, las anteriores, correspondientes a la fase del capitalismo comercial. Pero no es una guerra del imperialismo, es decir de la fase superior del capitalismo, pues el imperialismo solo funge cuando son varias las potencias imperialistas que disponen de plétora de capitales a los que buscan salida.

(5) Que comienza a ser denominada en sinecdoque “España”, en esa época, como mañana podría Alemania autodenominarse “Europa” para dar base político-ideológica a la imposición de una  hegemonia monopolista continental.

(6) Opinion sobre los Fueros del Secretario de Estado 1834-1836 del reyCarlos V, Carlos Cruz Mayor.

(7)El estado y la revolucion. Prologo a la primera edicion (Agosto 1917). V. I. Lenin

(8)A modo de cazador cazado, el estado de la burguesía castellana, al contrario de lo prometido por Alvarez Mendizabal, se verá atrapado en grandes deudas con el Imperio Británico:

Estado de las armas, municiones y pertrechos, aprontados al gobierno español por Su Majestad Británica, desde que se firmó el Tratado de la Vuadruple Alianza.
Por el Departamento de Guerra.
Entregado al Gobierno Español.
321.600 fusiles, 10.000 carabinas, 3.600 pistolas,10.000 espadas, 4.000 carabinas listadass, 6.000.000 de cartuchos, 29.028 cartuchos de cañón y cajas de metralla, 938.531 libras de pólvora, 40.378 fajinas, 40 cañones de hierro, 12 morteros de lo mismo, 28 obuses, 20 morteros de sitio, 12 carros, 27.820 cohetes, 1.000 tiendas de campaña, 1.000 cubiertas, 2 puentes volantes.
1 pieza de 18 libras, 6 cañones de a 18, 30 mosquetes, 40 pistolas, 24 espadas, municiones, etc, para el schonner de Isabel.
2 pezas de a 18, 4 cañones de a 32, 24 mosqetes, 24 pistolas, 24 espadas, municiones, etc, para el buque de vapor La ciudad de Edimburgo.
6 cañones de a 32, 80 mosquetes, 40 pistolas, 100 espadas, 40 chuzos, municiones, etc, para el buque de vapor Isabel II.

487.060 libras esterlinas

Entregado a la legión auxiliar.
15.000 fusiles, 1.200 carabinas, 850 pistolas, 1.000 espadas, 600 carbinas listadas, 5.608.000 cartuchos de fusil, 22.023 cartuchos de cañón, 13.018 libras de pólvora, 1.124 fijas, 26 añones, 2 obuses, 4.730 cohetes a la congreve, 350 ollas de campañas, 18.487 cohetes, 13.742 cajas de metrala, 90 carros, 45 carretones, 468 sillas y jaeces pra caballería, 25 tiendas de campaña, etc.
68.200 libras esterlinas.

Entregados al Gobierno Español en 8 de marzo de 1839.
5.000 fusiles, catuchos de cañón, polvora, etc.
6.769 libras esterlinas.

A la Legión Auxiliar. Municiones, equipo, útiles, medicamentos, etc.

2.638>>4 libras esterlinas

Por el Almirantazgo.

Gastos de los cruceros de Su Majestad, sueldo del batallón de marineros, , víveres, transportes, medicamentos; plus de campaña a los artilleros y mineros de los cuerpos reales; sueldos delos comisionados, etc, etc.
5.822 >>14>>11

Total en libras esterlinas 616.489>>18>>11*
Total en reales de vellón 60.460.434>>17ms

Marliani: Historia política de la España Moderna, barcelona, Imprenta de Antonio Bergnes y Compañía, 1840, ppgg. 214-215

*Como se puede observar, esta suma no coincide con la de las cifras anteriores. En el Archivo Historico nacional, Ministerio de hciendo, leg. 1.356, se conserva el Expediente formado en este ministerio para resolver reclamaciones del Gobierno Británico sobre el pago del importe de las armas, municionesy demás pertrechos militares que facilitó a España en el tiempo de la guerra civil, y en el pueden seguirse las negociaciones que llevaron, a que los ingleses, ya en 1860, se conformarán con cobrar 496.386 libras, un cambio de cien reales por libras.+

*Las Guerras carlistas en sus documentos. Alfonso Bullón de Mendoza (Editor) Ariel Practicum. Páginas 38 y 39.

***************

En suma, se comprende que los imperialistas británicos se conformaron con cobrar en moneda “solo” 496.386 libras, el resto lo cobraron en concesiones de todo tipo, especialmente mineras.

 

17 thoughts on “Alvarez Mendizabal sobre el pueblo vasco

  1. Muy interesante revisión (probablemente necesaria) de la historiografía burguesa e imperialista euro-castellana. No era consciente de la importancia que tenía el hierro vasco en particular en el desarrollo de la I Guerra Carlista.

    La verdad es que esta guerra tan central de nuestra historia reciente es un proceso muy poco o muy mal entendido, a pesar de las aportaciones desmitificadoras de Xaho o Humboldt al respecto. El hecho p.e. de que la base (“partido navarro”) del bando Carlista decidiera en un momento dado proponer a Zumalakarregi como rey de Navarra en vez del Borbón oportunista-reaccionario, y que esto seguramente llevara al asesinato del general vasco por los médicos de éste, nos informa de un programa propio, aunque fuera confuso y nunca llegara a formularse de forma clara, por parte de la base de la sublevación nacional. Sublevación que estaba financiada por los impuestos de los vascos, ya que las cuatro diputaciones estaban de hecho en rebeldía y eran las que proveían al bando carlista de recursos y tropas.

  2. Me parece que hay otro tema importante, Maju.
    Para mi el fundamental.
    El uso de la lengua por parte del poder.

    En este caso, el “ejercito del norte que combate en país enemigo, las provincias vascongadas” que transforman – hasta el punto de que nosotros también lo tenemos en la cabezota todavía ahora!!! – en “ejército isabelino que hace la primera guerra carlista”…

    Lo que se asemeja, por ejemplo, al famoso tema de la clase obrera (ekile en euskara, obradora de comunismo) que transforman en “clase trabajadora” para que quedemos bien enganchados en la p… explotación laboral. En la p… ideología del trabajo. En el p… honor de ser explotados. En la p… mier… de ciudadanía sobre la base del empleo capitalista.

    Tanto que hay todavía montones de inocentes que siguen con sus rojas banderitas de hoces y martillos… pensando de poder luchar así en contra del sistema, de sus valores y raíces.

    …con símbolos de su esclavitud y no comunistas !

    • No te entiendo o sólo a medias. Yo puedo usar la banderita de la hoz y el martillo y hacerlo para conseguir democracia descentralizada económica (colectivismo asambleario “de barrio”) y la jornada de 20 horas (para empezar). Para poder compartir la riqueza y para incluso poder trabajar tod*s hay que reducir y mucho la jornada laboral puesto que la fábrica de alfileres de Marx hace mucho que produce demasiados.

      Pero nos estamos desviando. Lo que realmente no entiendo es que tiene que ver eso con el hecho de que en época pre-burguesa en este país singular la propiedad de la tierra y el subsuelo fuera a menudo comunal (y no señorial-feudal). Aquí debido a la resistencia anti-indoeuropea y anti-feudal se mantuvieron algunas formas político-económicas pre-feudales, que son precisamente en las que se basa el ideal comunista.

      Yo al menos no creo en “el progreso” sino en la acumulación primitiva y las zancadillas que algunos pueblos supieron ponerle a ésta. Creo que seríamos tod*s mucho más felices en una sociedad paleolítica pero eso no puede ser, así que tenemos que recuperar lo mejor de ella en una era tecnológica que nos ha sido impuesta (y que sin duda también tiene algunas ventajas, que serán muchas más cuando logremos el comunismo = poder popular total).

  3. Yo creo que la “guerra carlista” la debemos de estudiar más edsapasionadamente; y sobre todo como una guerra que trajo un cambio en la estructura de la propiedad en el pueblo vasco. Es decir, dejar a un lado los “romanticismos izquierdistas” que vienen del determinismo como pensar que “capitalismo liberal = progreso versus reacción absolutista”, porque no entenderemos así por qué una gran parte de la quid de ésta guerra.

    Pero sin irnos al otro lado, ya que el rpograma carlista en gran parte se trataba más de “aguantar con lo puesto” más que un programa nuevo, de superación o emancipación (que tampoco el anterior sistema es tan idílico donde todos éramos iguales y decidíamos todo en batzarres, “Nuestra forma de gobierno propia, nacional y natural”). A fin de cuentas podía ser una forma de propiedad más justa que la posterior, pero, no olvidemos, incapaz de generar condiciones para el mundo moderno que venía (entre otras cosas porque no tuvo un sector social que elaborase un programa social consistente).

    Por mí; ni cospopaletismo euro-castellano bastayatero; no romanticismo esencialista neorruralista en plan max-mixentre Félix Rodrigo Mora y Nabarralde

    • “… el programa carlista en gran parte se trataba más de “aguantar con lo puesto” más que un programa nuevo, de superación o emancipación”…

      Cierto pero eso es debido a que, a causa de la lucha milenaria del Pueblo Vasco contra el feudalismo (esencialmente indoeuropeo), léase bagauda, luchas contra los celtas, romanos, godos, francos, árabes, etc. aquí lograron persistir mejor que en otros lugares formas socio-económicas “primitivas” que eludían la acumulación originaria, al menos parcialmente.

      Como dices bien no era “idílico” pero era mejor que lo que nos podía ofrecer nuestro entorno y lo que ha “ofrecido” o más bien impuesto forzosamente hasta fecha de hoy. Es razonable pensar que EH sin ocupación colonial extranjera, es decir: independiente, se hubiese desarrollado en una especie de “Suiza con costa y lengua milenaria”. No es comunismo pero sin duda es menos atroz, más democrático y socialmente más viable y estable que las formas capitalistas que nos han impuesto los invasores y sus aliados locales (la élite burguesa Neguri-céntrica).

      No quiero idealizar a Suiza pero tampoco tengo mucha duda de que es un “mal menor” comparada con sus vecinos europeos, incluyendo nuestros estados opresores.

      Es posible por lo tanto redefinir la I Guerra Carlista en términos de intento revolucionario burgués populista como corresponde a esa época? Casi seguramente sí. Lo extraño son las formas que adoptó de ideología reaccionaria por razones muy circunstanciales.

      • No estoy de acuerdo; sobre todo con esa concepción idealista y esencialista que trasluce la frase “la lucha milenaria del Pueblo Vasco contra el feudalismo, de raíz indoeuropea”. En el pueblo vasco también hubo clases sociales; no existe un Pueblo Vasco con una única idea social o un único interés social. Precisamente acaba de salir el libro de Pablo Sastre Forest “Batzarra, gure gobernua” que explica la feudalización que supuso la estructuración del Reino de Navarra, supoerponiendose a la organización del batzarre (libro con el cual no concuerdo en muchas cosas, pero que rompe el mito neoaranista-armonicista de que “los vascos, todos, siempre fuimos así de igualitarios; la feudalización y las clases vinieron de fuera”). Esto es una estructuración feudo-clasista que se dio desde aquí.

        Tampoco estoy de acuerdo con la consideración de EH como una colonia, pero eso da para un debate más largo.

        Estoy más de acuerdo con el último párrafo: la I Guerra Carlista (que nos perdonen los autores) sí peude ser vista como una reacción “populista” de los damnificados del avance burgués (los obreros de los telares ingleses quizá tengan parecida mentalida, en ese caso fue el luddismo la forma ideológica con la que sali´´o a superficie). Y de acuerdo también que esto no era una lucha de “modernidad vs tradición”, “ilustración vs oscurantismo”, “derechos humanos y laicismo vs derecho consuetudinario e identitarismo” y esas chorradas con la que nos venden lso liberales. Pero también creo que el batzarrismo tiene grandes limitaciones ideológicas y debemos de ir a buscar otro modelo económico de producción y propiedad partiendo desde ahora, con las condiciones materiales de ahora, y no intentar perpetuar algo que jamás se repetirá; ni de lamentarnos derrotas pasadas idealizándolas.

        Sobre los rusos en otro momento, que es muy tarde.

        • No es una visión idealista sino historicista. No es lucha de clases de la era industrial, lógicamente, pero sí que es lucha de clases de la era agraria, con todas las contradicciones que quieras – eso antes y ahora.

          Lo mismo que, p.e., el estado suizo surge de la victoria de las clases campesinas y burguesas (aliadas, aunque no sin contradicciones) contra la aristocracia feudal esencialmente Habsbúrgica, Euskal Herria debió vivir ese tipo de lucha durante mucho tiempo, aunque de forma intermitente. Un ejemplo claro e históricamente crucial es la última bagauda ya en el s. V, que estuvo centrada en nuestro país (aunque se extendía del Loire al Ebro) y que coincidió con la llegada de los Vándalos y Suebos, que al parecer fueron aliados decisivos (los suebos se mencionan como aliados de la Bagauda en el Ebro). Contra todos ellos el orden feudal romano levantó el muro visigodo (y secundariamente franco) para defender a la aristocracia, ya que no al imperio que se hundía sin remedio.

          Es en esa bagauda, en esa revolución, donde surge la Euskal Herria histórica (Vasconia) y es en esa revolución donde se consolida un derecho vasco (pirenaico, navarro) que es no o muy poco feudal. Con el tiempo esta situación fue decayendo, sobre todo en Navarra. Pero aún en las guerras con Castilla del s. XII se aprecia claramente como muchos “nobles” navarros, que tenían autoridad en concesión, no propiedad hereditaria, es decir: gobernadores, traicionan a Pamplona por Castilla por una cuestión de claro interés de clase, liderados por los señores de Haro.

          En cierta manera es como la caída de la URSS a pequeña escala: muchos burócratas y tecnócratas con poder traicionaron a su país por su propio interés personal. No todos claro. También hubo nobles (burócratas) que siguieron leales a Pamplona. Pero lo que importa es ilustrar con estos casos cómo la lucha de clases fue decisiva tanto en la liberación de nuestro país (bagauda) como en su caída (traición por interés de clase). Quién ofrecía mayor poder a los traidores a Pamplona? Castilla. Quién ofrecía mayor poder a los traidores a la URSS? El Santo Imperio Romano-Germánico-Otánico. Esos individuos ambiciosos, ya con cierto poder en ambos casos, veían su ambición limitada por un sistema más justo e igualitario, y prefirieron destruirlo que cumplir con su deber.

          Sí, las cosas han cambiado pero hay paralelos que no podemos ignorar.

          Por supuesto que Pamplona/Navarra no era la URSS pero la bagauda sin duda fue la mayor revolución igualitarista de su tiempo. Y sólo triunfó aquí. Y al triunfar mantuvo viva la identidad y la lengua vascas.

          No es esencialismo sino historia.

        • Respecto a que EH es una colonia, no te quepa la menor duda. La razón de la conquista es colonial: Castilla quiere las ricas tierras de La Rioja primero, Castilla quiere buena una salida al mar después para vender su lana en Flandes. La razón de la “nueva conquista” del s. XIX es arrebatar el hierro a los vascos para concentrarlo en pocas manos.

          Otra cosa es que Castilla nunca haya sabido ser una potencia industrial ni haya tenido la estructura social necesaria para ello, actuando por lo tanto al servicio de intereses industriales de otros territorios (Flandes, Inglaterra). Pero eso es lo de menos: EH (tanto sur como norte) ha sido conquistada una y otra vez para servir a los intereses, en gran medida económicos, de los conquistadores, al margen de que esos conquistadores sean bastante patéticos en lo que respecta a su propio desarrollo nacional, como es el caso de Castilla, no sabiendo subirse al tren de la industrialización mas que tarde y muy mal.

          Es irónico que seamos una colonia industrial de una potencia feudal, pero es así.

          • Hombre, en un momento, cuando la industrailización, cuando en EH se concentra el mayor capital (con élites de aquí, españolistas, pero de aquí); y de hecho es receptora de población pobre, que viene a trabajar, no a expotar recursos. Que sea una nación oprimida nadie lo pone en duda, ahora bien, el paradigma colonial creo que no es el más acertado para explicar esta opresión.

            Sobre lo otro, te hablo de visión esencialista por la concepción de una nación unida, sin que hubiese clases sociales dentro de ella misma (y la había, vaya que si las había, puedes ver la charla que dio Aoiz en GITE-IPES sobre la Edad Media vasca, que hablaba de la apropiación de tierras de la monarquía navarra en Gipuzkoa; o el mismo Pablo Sastre Forest, sobre los impuestos que se pagaban).

            Es que así identificamos a una nación con una clase o con un madio de producción determinado. Así nos cargamos la lucha de clsses. Y hablar de historia (ciencia), de una manera tan rotunda, para sacar conclusiones tan rotundas basados en hecho del siglo V de los cuales apenas hay documentación…

            Ya que hablas de la URSS; esta posición me recuerda a la posición de lso PCs ucraniano, ruso… los eslavos siempre fuimos igualitaristas; la burguesía y el liberalismo son productos occidentales”

            • Los colonos viene individualmente a buscarse la vida, claro, pero el proceso de colonización no es tan inocente, teniendo una doble función: proveer de mano de obra barata al capital y diluir la identidad étnica del país.

              Es lo mismo que los colonos que fueron a América: ellos iban a buscarse la vida pero su llegada y todo el desarrollo que ocurría en torno a éste, explotaba los recursos, los removía de la posesión o propiedad nativa, a menudo propiedad social, incluyendo conflictos armados, masacres, etc.

              La diferencia estriba en que en ciertas colonias como Euskal Herria o gran parte de Estados Unidos se desarrolló una industria y en otras no. Pero la expropriación a los pueblos nativos es en esencia la misma. Pueden variar los detalles por supuesto, sobre todo porque la cooptación de las élites vascas fue más intensa que la de las élites amerindias porque el pueblo vasco en general estaba mejor engranado historico-culturalmente con la metrópolis europea. Igualmente el genocidio no fue tan extremo como en América (pero más extremo que en la mayor parte de África o Asia).

              EH tiene una situación peculiar, más parecida en algunos aspectos a Chicago y en otros a Irlanda pero no deja de ser una situación colonial, como la de estos otros territorios. No es una metrópolis sino un territorio anexionado manu militari para servir al interés económico de terceros, por lo tanto una colonia.

              Respecto al desarrollo post-bagauda en EH, te concedo lo que sea. Sin duda hubo una degeneración clasista y eventualmente hasta feudalista y probablemente incluso la bagauda no carecía de de algún clasismo. Por supuesto. No podemos pretender que una revolución campesina sea capaz de erradicar las clases sociales, a mí al menos no me parece nada probable, pero sí luchar contra los aspectos más opresivos, en concreto la acumulación feudal del Imperio Romano tardío.

              El derecho vasco y la realidad histórica evidencian esta derrota de lo feudal en EH, al menos en gran medida. Luego pues el tema degeneró al parecer, sí, pero aún así se conservaron también importantes elementos más igualitarios.

              “Es que así identificamos a una nación con una clase o con un madio de producción determinado”.

              No creo que lo haga. Pero no podemos separar Euskal Herria de la Bagauda: es imposible. No existiría EH sin las bagaudas, no habría euskera, no habría fueros, seríamos otro territorio amorfo más en la gran zona romance como Andalucía, Auvernia o Normandía. Tendríamos quizá algunas peculiaridades residuales pero mucho menos distintivas.

              No es que quiera idealizar nada, sólo realizar: adquirir consciencia de este hecho crucial, de carácter sin duda revolucionario, en la historia de nuestro país. Es de hace mucho pero es muy importante, básico.

              A veces la historia se decide en una batalla o guerra. No has jugado nunca a historias alternativas: que pasaría si Aníbal hubiese ganado la II Guerra Púnica (estuvo muy cerca)? Pues no hablaríamos romance sino semítico o germánico (puesto que Cartago tendría menos interés en contener a los pueblos germanos que el que Roma tuvo), no habría cristianismo seguramente y por tanto tampoco islam, se habría llegado a América 1000 años antes quizá (qué buenos navegantes eran los fenicios), etc.

              No sé muy bien cuál habría sido el destino del pueblo vasco en este contexto pero lo que esta claro que hay hechos concretos que cambian la historia de forma bastante radical. En nuestro caso la Bagauda es uno de ellos y no podemos desdeñarla. Otro es Orreaga (en realidad tres batallas), que permitió al estado pamplonés sobrevivir durante siglos (Gascuña en cambio se romanizó rápidamente al quedar bajo dominio franco). Pero desde entonces no hemos dado pie con bola me temo.

              “esta posición me recuerda a la posición de lso PCs ucraniano, ruso… los eslavos siempre fuimos igualitaristas; la burguesía y el liberalismo son productos occidentales””.

              Yo no digo eso: si acaso que tenemos una semilla algo mayor de cierto igualitarismo primitivo porque una vez ganamos una revolución. No es algo esencialista sino un hecho: un legado de nuestros antepasados que posiblemente acabemos malgastando. Las herencias (sean genéticas, culturales o económicas) sólo sirven si las aprovechas, no si las dilapidas.

              Tenemos la herencia que tenemos, bastante maltrecha ya, pero el futuro depende de nosotros, no de los que murieron hace mucho. Aquellos proveyeron una cierta base algo mejor que la que tienen otros pero al final depende de cada generación de forma proactiva el restaurar la casa, dejar que se caiga a pedazos o incluso construir una aún mejor.

              El libro de la historia llega hasta aquí, lo que sigue son páginas en blanco que nosotros debemos escribir.

              • ¿EH colonia?.

                EH lleva decada exportando capitales a punta y pala, participando del robo, explotacion y miseria del mundo, que le permite el imperialismo y gozoso de hacerlo.

                EH produce armas que luego seran usadas para masacrar a pueblos, y aplastar las resistencias por todo el planeta.

                EH desde un primer momento fue clave en la emergencia historica del capitalismo, de los descubridores oceanicos, a los participes en la milicia y administracion colonial española, al auge de los comerciantes vascos que podran crear las bases mercantiles para el despegue capitalista.

                Colono es aquel que se beneficia de la situacion de colonizacion, desde los pieds noirs que reciben tierras y subvenciones para vivir y perpetuar la colonizacion francesa de Argelia. Las masas rurales provenientes de las zonas deprimidas de la peninsula y proletarizadas en EH, no es que vinieron sino que las fueron a buscas-a finales del siglo XIX y principios del XX-, el capitalismo vasco (euskaldun y de ocho apellidos vascos) organizaba trenes y agentes para que fueran a buscar fuerza de trabajo, para que pudiera ser traida y asirla a la cadena de explotacion. La riqueza de EH se ha construido con la explotacion, y la miseria de cientos de miles de obreros, en las minas o en las fabricas o en los puertos, procedentes de todos los pueblos y naciones peninsulares.

                Estamos en el siglo XXI, y todavia tenemos que estar leyendo las versiones mas retrogradas del aranismo decimononico.

                Como ya quedo fijado, alla por principios de los 70, las tesis colonialistas fueron dejadas de lado (y que ademas no eran ni por el forro lo que se lee aqui, sino otra cosa el enfoque colonialista). La opresion nacional del pueblo vasco, proviene de la negacion del derecho que le asiste a este pueblo de poder autodeterminarse, y se asocia intimamente precisamente con la emergencia del capitalismo. Si EH no es independiente es porque estuvieron muy interesadas su oligarquia (y clases subalternas subsecuentes) en ser parte del proyecto español, por los pingues beneficios que les reportaba.

                Es para mi doloroso y lamentable, ademas de segura confirmacion de que de ser asi la independencia vasca, entonces, valdria un carajo.

                Venga saludos.-

                • ¿La Europa de las etnias?.

                  Una imagen ilustrativa:

                • En mi opinión esa “riqueza de EH” es en gran medida al menos la miseria de EH: polución, destrucción del medio ambiente, explotación masiva de los recursos naturales (no sólo el hierro, también las tierras, hasta el punto de que apenas quedan bosques naturales en Bizkaia y en gran medida tb. Gipuzkoa, donde la explotación maderera de plantación es brutal). No crees que EH podría haber sido “rica” en un sentido mucho más real sin todo eso? No crees que el Pueblo Vasco podía haber gestionado mucho mejor sus riquezas naturales y sociales sin la intervención hispano-británica? Yo diría que sí.

                  Sí, es cierto que existe una oligarquía vasca nativa, pero también es cierto que por lo general trabaja para el extranjero y tiene una ideología españolista y anti-vasca. Basta con ver los resultados electorales en Neguri. Acaso Torquemada y Hitler no eran parcialmente judíos? Acaso el terrible inquisidor De Lancre no era descendiente de vascos y odiaba su linaje?

                  Francia estableció su imperio africano a base en gran medida de tropas senegalesas, Cortés y Pizarro conquistaron México y Perú con una inmensa mayoría de tropas nativas, Francia estableció su imperio norteamericano en base a alianzas con los nativos,hace poco hemos descubierto que, muy probablemente, la vasta mayoría de la colonización “española” en el Caribe (incluyendo México y Colombia) fue realizada por guanches, no europeos. Los pueblos de una colonia sirven para establecer otra colonia, los “traidores” de una colonia son convertidos en nuevos jefes, los deshechos que no se quieren aquí los necesitan allá. Todo sirve a la mayor “gloria” del Imperio y a sus fines generales, en gran medida económicos.

                  Que Castilla nunca haya sido una potencia industrial no la hace menos una potencia imperial, imperialista y colonial. Eso lo ha sido siempre. EH sur se ha visto involucrada en este esquema, sí, pero no por voluntad popular (las innumerables revueltas muestran que ésta era muy otra). Ahora bien, mientras tanto hay que comer y eso implica hacer concesiones al estatus quo. Y si te contratan para trabajar en una fábrica de armas, pues trabajas en ella.

                  Además esto de las armas me parece un poco hipócrita. La inmensa mayoría (y la más tradicional) producción armera de EH son armas cortas, no misiles, ni acorazados. Armas que bien puede usar el pueblo llano. Qué tenemos que decir sobre una producción similar como el famoso AK-47 (alias Kalashnikov) soviético?

                  “La opresion nacional del pueblo vasco, proviene de la negacion del derecho que le asiste a este pueblo de poder autodeterminarse, y se asocia intimamente precisamente con la emergencia del capitalismo”.

                  En realidad es mucho más antigua que el capitalismo. Te recuerdo que las principales invasiones castellanas (las dos particiones sucesivas de Pamplona/Navarra) son del siglo XII. Lo que altera la llegada del capitalismo (capitalismo colonial anglo-español) es que se suprime el autogobierno que se había concedido originalmente (fueros) para prevenir las revueltas. O sea: se da una nueva vuelta de tuerca a la opresión nacional pero no es el origen para nada.

                  En este contexto, más tardíamente, se procede a la colonización parcial, muy conveniente a los intereses imperiales, así como a las de la burguesía clientelar local (pero no a los de la nación vasca en su conjunto). Conjuntamente, colonización y españolización de las élites (y gran parte del pueblo llano por inducción) producen uno de los mayores retrocesos de la identidad nacional (y muy en particular de la lengua vasca, tan fundamental para la identidad étnica).

                  No me malinterpretes o manipules este análisis objetivo comparándolo con el racismo aranista. Yo mismo tengo un montón de antepasados de fuera (algunos bastante infames) y muchos amigos/-as, muy respetables y muy vascos, con todos sus antepasados de fuera, o incluso recién llegados ellos mismos de Murcia o Extremadura, pero que respetan y se solidarizan con la nación de adopción. Pero incluso ellos reconocen, más aún a veces que los vascos de ascendencia (tan atrapados a veces en la falacia culpabilizadora del racismo aranista), la actitud del “colono”, independientemente de los apellidos (es un estado mental, cultural y político, no genético).

                  Puedes tener ocho apellidos vascos y ser un “colono” (o más precisamente un agente colonialista nativo) y puedes tener ocho apellidos gallegos y ser un “patriota” vasco. No es la sangre, es el sentir.

                  Incluso en casos aún más extremos como Palestina, vemos que algunos colonos judíos se solidarizan con los nativos, mientras que hay nativos que participan activamente del colonialismo sionista, o más comúnmente se tienen que plegar a él por razones de supervivencia y trabajar para los colonos que les roban la tierra y el agua. Es un caso más extremo sin duda pero no es tan diferente en un momento dado. La inmensa mayoría de los colonos sionistas originales eran de clase trabajadora y definitivamente víctimas de la persecución y el genocidio en Europa. Les culpo a ellos? Pues dependerá de la actitud que tengan, la verdad. Pero el proceso en general es claramente genocida y colonial.

                  Tampoco culpo a los trabajadores-colonos gallegos y castellanos. Ellos vinieron a buscarse la vida, lo que es muy respetable. Luego ya habrá que criticar que actitud tienen respecto a la nación de adopción, pero incluso más habrá que criticar que actitud tienen los vascos nativos respecto a su propia nación. En cierta manera yo me siento más avergonzado de mis antepasados “con ocho apellidos vascos” (mi padre y en particular mi abuelo), que dejaron morir el euskera en la familia y que compra(ba)n El Correo – por no decir más.

                  Es complejo, sí, pero no podemos negar el complejo colonial que atenaza a nuestro país. Es cierto que gran parte de la culpa es nativa (y en qué colonia no ha habido colaboradores con el opresor?), es cierto que tiene peculiaridades industriales que no son muy corrientes en las colonias pero también es cierto que existe una opresión imperialista sistemática mayormente causada por el interés económico del imperio opresor (y a veces tb. por sus “superiores” en la jerarquía capitalista mundial como era el caso de Inglaterra en el s. XIX).

            • Aupa Oxan,

              Tendremos mil cosas que nos diferencien, pero mil y una que nos igualan. Una de ellas son los temas que respondes en este ultimo mensaje.

              Es realmente doloroso, que despues de cincuenta años de una organizacion socialista revolucionaria, de debates cerrados hace decadas, sigamos con este conjunto de definiciones que son basicas. Con todo mi respeto personal por quien sostenga una posicion u otra, pero que en el colectivo general de un abierto campo politico reaparecen y hasta tienen su amplico publico. Eso es lo que me resulta doloroso, como que estamos condenados a pagar el castigo de Sisifo: la concepcion materialista es sepultada en el lodo, ahogada la voz, olvidada su argumentacion..

              ¿La bagaudas vasconas?. Pues la verdad que no, no responden a un proyecto “nacional”, sino a una crisis social y politica como es la que esta padeciendo la sociedad romana establecida en EH desde hacia unos quinientos años, [no es por nada pero por algo el euskara el 40% de sus palabras son de origen latino, la sociedad habia sido romanizada, latinizada]. Las tropas imperiales romanas se han retirado de muchas regiones, o son moviles o son insuficientes; la orden dada desde el Imperio es que cada region organice sus propios cuerpos y se los pague, asi las oligarquias locales lo hacen, con periodos de mayores o menores crisis (migraciones de las oligarquias de los fundi -(haciendas, latifundios) a las ciudades; problemas para controlar la produccion,y la fuerza de trabajo esclavo. La seguridad comienza a ser contratada a cuerpos profesionales o mercenarios, los milites, La iglesia, cumple una funcion especial, consigue a traves del colonato, y la crecion de un grupo social cristianizado de agricultores libertos, abrir y sostener la produccion [precisamente el proximo lunes 28 se celebra a un santo, Prudencio de Armentia, asociado a aquellos agricultores cristianos ]….. Por lo tanto, las bagaudas se producen aqui, y en las Galias, -no en otras partes- por qué, porque se ha roto el poder del Estado, el control politico de la sociedad se esta hundiendo. Asi que no es extrañar que el escenario de la bagauda vascona, sea precisamente la zona mas romanizada del pais, el Ager Vascorum, sea la Ribera o el valle del Ebro. Y si conocemos el nombre de uno de sus lideres, el gran Basilio, se cree que era precisamente un milite, y quienes le sigue son campesinos, o esclavos cimarrones (cimarron= esclavo escapado), junto a otras capas sociales. ¿Donde ataca?, pues en Tarazona, se cepillan al obispo -metido en la iglesia con toda su grey- y se llevan todo el tesoro, que guardaban y que seria una buena producto del tributaje-. ¿La batalla final donde se produce?. en Aracelli, Arcellum, etc. que no es el Arakil (Huarte de la Barranca] si no al sur, en Ribera, donde los ejercitos bagaudas son derrotados, pero luego siguen nuevos focos, etc.

              Es lucha social, en los estertores de una sociedad -como la romana en el siglo V- en crisis terminal, se ha agotado su modelo [emergencia de movimientos hereticos, eremitisimo, los priscilanistas como “comunistas” y las comunidades de iguales que se forman … por algo nuestra mas antigua iglesia esta en Trebiño]. Los hechos continuaran y daran los pasos para la feudalizacion posterior de la sociedad: la expansion del cristianismo y la federacion de los visigodos tolosanos; y todo lo que viene despues doscientos años de racias y apresamiento de fuerza de trabajo de EH que sera trasladada a ocupar las regiones despobladas del Tajo y el Duero bajo el regimen de servidumbre y atado a la tierra….[nota: hay un libro que sigue los simbolos paretales a lo largo de estos rios, espirales, laburus, cruz Tau, etc…]

              Hay cosas mucho mas importantes que los espiritus, destinos manifiestos, ser imperecederos, como lo son la vida, la materialidad, la realidad, que son los compuestos con los que se va construyendo algo que se le asemeje a la historia y la sobrevivencia de la gente de cada epoca.

              Alguien lo escribio hace mucho, pero que mucho tiempo, que debiera de ser de simple y evidente comprension:

              “No existen intereses nacionales abstractos y comunes a todas las clases sociales. Cada clase tiene sus propios intereses nacionales, que son diferentes a los de las demas clases. El problema nacional y los movimientos nacionales no se elevan por encima de las clases sociales, sino que son propios de una o de algunas de ellas.”
              (Ber Borojov, La Cuestion nacional, 1905)

              saludos, y perdon por la intromision en vuestro intercambio de mensajes.

              Agur bat.-

  4. Eso de la guerra “carlista” que se dice, es la mejor demostración de la alienación, no ya solo del lenguaje, sino desde ahí de la cultura y de las ideologías, estoy de acuerdo con la crítica. No tengo muy claro lo del título de clase “trabajadora” que dices (PL), que imagino que te quieres centrar en el famoso “trabajismo” de algunos críticos, pero en este caso, lo del “carlismo”, cuando se trataba sobre todo de una guerra nacional española para re-conquistar la nación vasca, se ve hasta que punto se puede llegar.

    Es exactamente como hoy: los nacionalistas más fachas, totalitarios, terroristas y centralistas son esos de ahí abajo, los españoles, pero resulta que nos han casi convencido de que los terroristas y los únicos nacionalistas somos nosotros. El lenguaje, otra vez. Arma superpotente.

    Hay un nacionalismo agresivo, el castellano-español, que nos tiene todavía colonizadas a algunas naciones (los catalanes se están largando, por fin), y unos nacionalismos defensivos como el nuestro.
    Además de eso, se contraponen el fascismo del nacionalismo español, al importante izquierdismo de los demás nacionalismos. Pero claro, ellos no son nacionalistas, el PPSOE no es nacionalista. Los curas de ahí abajo, sus obispos, la prensa (que nos imponen por doquier aquí, mira de por donde sale la alienación) castellano-española no es nacionalista.
    El PaísCorreoDiario”vasco”deNavarra NO son nacionalistas….
    Vaya!
    Venga ya! Vaya nivel de alienación que aguantamos, y que interiorizamos, con eso de las guerras “carlistas” de los listos esos no nacionalistas.
    Y LP, por lo de la clase “trabajadora”, ya veríamos.

  5. Me voy a detener sobre la cuestión del lenguaje.
    (Por lo de la clase obrera mistificada y alienada en su cara trabajadora asalariada, conforme, le seguiría).

    El lenguaje no es nada más que una aplicación humana de todo el Sistema Operativo informacional que nos conforma, según la famosa teoría del Txomin, por encima o como colofón, por decirlo así, de las demás dimensiones universales: las espacio-temporales y la energética.

    Es decir: estamos formateados por informaciones que “estructuran” o determinan la organización material, física, o como se la quiera llamar de nuestro cuerpo, por empezar. Una estructura espacio-temporal. Ahora se hace hincapié en el ADN, como materialización de esta información espacio-temporal de nuestro ser y existencia.

    Luego, lo energético:
    la información aplicada precisamente al potencial energético de nuestras dimensiones espacio-temporales o cuerpo “elemental” de fuerzas de todo tipo, desde el atómico hasta lo molecular, cerebral, químico, etc. que permite o impulsa las funciones y actividades vitales de esa estructura “recibida” y desarrollada en lo espacio-temporal.

    Por supuesto, entre todas estas aplicaciones o clases de información, en los humanos surge o se sintetiza con dinamismo un nivel más “inmaterial” de, por decirlo así, códigos informacionales. Los que se plasman en el lenguaje, la comunicación explícita verbal (por empezar), producida por el hardware cerebral, constituido en las “anteriores” dimensiones, y alimentada por todo el conjunto dimensional.

    La palabra emitida por un humano es el resultado de toda esta combinación, sobre la base de una aplicación informacional específica.
    Pero, esta vez, resulta mucho más condicionada por el ecosistema y lo colectivo. Tanto que cada persona desarrolla solo la(s) lengua(s) inducidas por las informaciones de ese ambiente exterior.

    Y aquí podemos empezar a distinguir todos los demás fenómenos (informacionales) que inciden en ello.
    Desde los sonidos a los vocabularios, pasando por las estructuras (gramáticas), semánticas, etc. del lenguaje de cada uno. Más o menos homologado, más o menos autónomo, más o menos complejo o desarrollado según las mejores o peores utilizaciones de hardware y de las demás aplicaciones del SO que cada uno puede/sabe realizar.

    El todo siempre dependiente del ambiente, por supuesto.
    Luego entran por lo tanto infinitas influencias o determinaciones informacionales (mass-media), alienaciones, constricciones (escuela, familia), oportunismos, conformismos, como los que nos hacen llamar “carlista” a una guerra de características esenciales bastante distintas del significado presunto de “carlista”.
    O que nos impiden, por ejemplo y en otro nivel comunicacional, formular (verbalmente) factores vitales esenciales como las emociones, pero entramos aquí (a lo mejor…) en otro nivel dimensional que ya veríamos.

    O, peor aún, por alienaciones o simplemente estimulaciones (emocionales, culturales, etc.) salidas de manera más menos dialéctica de las condiciones sistémicas que padecemos. Como las que nos llevan a llamarle a todo un conjunto social definido técnicamente por Marx como clase obrera, sólo según una categoría o condición final de una parte – cada vez más minoritaria, además – de esa misma clase: los que han buscado, encontrado y padecen la condición asalariada del Capital.

    Puesto que esa clase, que llamamos por denominación originaria como “obrera”, es ante todo, es decir: antes de llegar a ser explotada de forma más o menos estable, la clase de los expropiados de las propiedades – espacio-temporales y energéticas – fundamentales (aunque engañados por propiedades personales más o menos secundarias y/o ficticias, como el cochecito, la casita, y hata “mi esposa”…). Por lo tanto, resulta mucho más extensa que su sector empleado directamente por el Capital.

    Entonces: antes de esa determinación del trabajo alienado, y más allá de la expropiación propietaria originaria, hay muchos más presupuestos de alienación que atañen a toda la clase. Es decir: a todos sus componentes, y no solo a la minoría asalariada. Este segundo factor, la alienación de clase, la inducción masiva de valores y percepciones, lenguajes y conceptos alienantes indicada anteriormente, es tan fundamental para Marx, porque es lo que explica la tendencia, elección y dedicación laboral asalariada, con su sometimiento y su embrutecimiento añadido. Segundo factor que, con el primero, define su carácter “en sí” como clase obrera, y no únicamente la realización formal como productores explotados, de una de sus partes. Además, como ya indicado: en este desarrollo del sistema es parte cada vez más reducida esa franja “trabajadora plusvalorista” de todo el conjunto de la clase obrera.

    Pero claro, la dimensión informacional (global, podrámos decir) que concierne a todo esto, resulta cada vez más dominada por la clase que saca provecho de este embrutecimiento general de las sociedades. Ahora capitalistas.
    Y es por esto que han fracasado y fracasan todos esos “marxismos” ideológicos y políticos que han pretendido cambiar el sistema solo a partir de ese sector de la clase. Con todos sus organismos especializados en esta alienación, los sindicatos sistémicos.

    Despreciando el método y quedándose solo con las prescripciones (siglo XIX) de Marx, en este caso. Como esas tan ridículas del próximo final del sistema capitalista por enfermedad terminal-crisis, y sus presuntas o históricas caídas tenenciales de tasas de ganancia, y otros cuentos que han hecho su tiempo.

  6. Pingback-a: Tontolnabos de ayer y hoy- Borroka Garaia - elotrokiosko.net

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s