Home

Esquerra diari

Segunda jornada de masivas protestas en contra de la sentencia a los líderes soberanistas en toda Catalunya. Como ayer, el Govern de la Generalitat vuelve a estar a la cabeza por medio de los Mossos d’Esquadra en la represión de las mismas.

Si el lunes vimos a la BRIMO gasear, disparar pelotas y aporrear a cientos de jóvenes en el aeropuerto del Prat, hoy esta represión se ha generalizado contra las manifestaciones de la tarde en las cuatro capitales de provincia y otros municipios importantes como Sabadell.

El Govern se justifica alegando que de no hacerlo, supondría un riesgo de que se les trate de imputar un delito de sedición. Así lo ha confirmado el mismo conseller d’Interior, Manel Buch. De esta manera el gobierno de Torra acepta en los hechos -más allá de sus discursos- ser parte del engranaje del nuevo marco represivo postsentencia, en el que el derecho de manifestación, reunión y libertad de expresión quedan aplastados tras la amenaza de ser condenados por sediciosos.

Las movilizaciones durante toto el día de hoy han continuado siendo numerosas y sin incidentes. Así han transcurrido hasta que las convocatorias de la ANC, Òmnium y los CDR han congregado a decenas de miles de personas en las proximidades las delegaciones del gobierno español en Barcelona, Girona, Tarragona y Lleida, además de otras manifestaciones en diversas ciudades de Catalunya.

Ante las desbordantes protestas -solo en Barcelona han sido 40.000 personas según la Guardia Urbana-, los Mossos d’Esquadra han empezado a cargar violentamente. Lo mismo en Girona, Lleida, Tarragona o Sabadell.

Las cargas policiales han sido indiscriminadas, tratando de disolver el grueso de las manifestaciones. En ciudades como Barcelona, cientos de personas han improvisado barricadas callejeras que han sostenido un enfrentamiento de horas con la policía. Las cargas de dispersión han ido ganando intensidad y se han extendido por calles y avenidas alejadas de la Delegación del Gobierno, provocando múltiples estampidas y heridos, además de varias detenciones.

La Policía Nacional, por su parte, ha restringido los accesos a la zona situada entre las calles Mallorca, Pau Claris, del Bruc, Roger de Llúria, el Passeig de Gràcia, e incluso la Avenida Meridiana, una de las principales arterias de entrada a la ciudad.

La represión que están ejerciendo los Mossos d’Esquadra en estos momentos, las cargas que se efectuaron también ayer contra las masivas movilizaciones en el aeropuerto de El Prat y el centro de Barcelona, en las que hubo más de cien heridos, está colmando la indignación de miles de personas, sobre todo entre la juventud. En las movilizaciones de hoy esto ha quedado claro con las consignas de “Buch y Torra dimisió” y “los Mossos no son la nostra policia“.

Los Mossos han dejado claro que están codo con codo con los miles de policías nacionales y guardia civiles enviados por Pedro Sánchez. Y en este cierre de filas las direcciones procesistas no son un ente aparte. Ni ERC ni JxCat han salido a condenar las cargas. Todo lo contrario. Como decíamos, el conseller d’Interior, Miquel Buch, viene justificado todas las cargas diciendo que son necesarias para que no les acusen de sedición. Toda una metáfora de cuál es la nueva ubicación de estos partidos: condena en el discurso de lo que implica la sentencia y acatamiento de la misma en los hechos.

Todo ello, solo días antes de la convocatoria de huelga general convocada por los sindicatos IAC y Intersindical-CSC para el próximo viernes. Pese a que los sindicatos mayoritarios no están convocando, esta jornada se presenta ante el Govern como el mayor peligro de desborde masivo. Una posibilidad, ante la que se viene preparando también a golpe de represión durante estos días.

Hay un temor a la posibilidad de que las movilizaciones reabran una dinámica que va en contra de sus intentos de volver a una cierta normalidad autonomista, más allá de discursos encendidos de cara a la galería. Además el Estado español amenaza que si este giro no se consuma siempre tendrá a mano el delito de sedición o una nueva aplicación del artículo 155 en Catalunya.

El president Torra y el Govern de la Generalitat, acatan así en los hechos el nuevo marco posterior a la sentencia. Así lo ha manifestado el mismo president a en una comparecencia: “hay contradicciones en un Govern que ha llamado a protestar por la sentencia condenatoria a los líderes del proceso soberanista y que envía a los Mossos d’Esquadra a dichas manifestaciones […] la actuación de los Mossos está regulada por una normativa española y esa legislación es la que me impide abrir las prisiones”.

Todo ello demuestra que la lucha contra la escalada represiva, la amnistía de los presos políticos y por el derecho a la autodeterminación y las demás libertades democráticas en Catalunya y el resto del Estado, debe ser abordada desde la total independencia política del Govern de la Generalitat y los partidos que la componen.

Las protestas de estos dos días están demostrando que hay amplios sectores, en especial en la juventud, que quieren retomar la lucha por estas demandas democráticas partiendo de algunas de las lecciones de 2017. Es fundamental que en los próximos días toda esta energía se transforme en autoorganización, por medio de asambleas en centros de estudio, trabajo y barrios, para preparar la huelga del 18 como el pistoletazo de salida de un plan de lucha hasta conseguir estos objetivos.


 

Comunicado de los CDR

EG9dlLsWkAEcIB9


 

Endavant (OSAN)

Ante la sentencia que condena a casi 100 años de prisión a parte de la anterior presidencia del parlamento y al anterior gobierno autonómico y los dirigentes de lo ANC y Òmnium, desde Endavant OSAN queremos hacer las siguientes valoraciones:

La sentencia es un nuevo montaje judicial para lanzar un mensaje amenazante contra el independentismo y demostrar hasta donde llega el poder del estado y es capaz de usarlo y de saltarse sus propias leyes. Y es, a la vez, una nueva demostración de la debilidad de un estado que, ante sus enormes contradicciones, solo tiene como salida reforzar su carácter autoritario y demostrar que el estado español, como proyecto nacional y de clase, es irreformable.

Esta represión ha vivido hoy un nuevo episodio de una larga historia. El estado español solo ha podido sostener su proyecto nacional y de clase a través de un represión sistemática y generalizada contra todas aquellas personas que han osado cuestionar los cimientos sobre los cuales este estado se estaba construyendo.

Esta represión, ahora y aquí, no se ciñe solo a las nueve personas condenadas hoy en prisión. La sentencia de hoy tiene relevancia por quién son las personas condenadas, pero como sentencia de represión política es una más de esta oleada represiva que en nuestro pueblo desde hace dos años sufre: son también los otros presos políticos, las personas que han tenido que marchar al exilio y los centenares de personas encausadas en procesos judiciales derivados de las movilizaciones de estos últimos dos años.

De los montajes judiciales en Euskal Herria se ha pasado a los montajes judiciales en los Países Catalanes. El resultado es un laminado sistemático de los derechos civiles y políticos en estas dos naciones, y de rebote, también, al conjunto del estado español. Porque eso sí que va de autodeterminación. No estamos ante un conflicto de dos partes iguales, cada una con sus razones: estamos ante un conflicto en que un estado niega sistemáticamente el derecho de autodeterminación de una nación sin estado. Ningún proyecto de transformación profunda en ningún lugar del estado podrá salir bien sin defender este derecho de forma efectiva.

Por todo esto, desde Endavant hacemos un llamamiento a la movilización en todo los Países Catalanes para protestar contra esta sentencia, para denunciar al estado y su aparato represivo y para afirmar que el único camino es el ejercicio del derecho de autodeterminación

2 thoughts on “El Govern de la Generalitat encabeza la represión post-sentencia en Catalunya

  1. Lo que hay ahora mismo entre los jovenes es una rabia de la hostia, contra la puta españa y las condenas, pero tambien contra los mossos, contra los politicos farsantes, contra el conseller del interior, contra la mentira que nos han vendido, siguiendo las consignas pacificas no se ha conseguido nada y han encarcelado, apaleado reprimido igual. La gente dice que ya que vamos a pillar igual, que arda todo

  2. Aupa Xavi. Estoy de acuerdo con lo que dices. Así es. Pero lo importante es que todo ese malestar social no supere a la capacidad de pensar de manera proactiva. La lucha que lleva a cabo el pueblo catalan tiene sus contradicciones pero lo que mas peso tiene en sus intereses, y así lo reconocen los analistas internacionales extrangeros como gran ventaja estrategica, es el factor clave de que los catalanes llevan la iniciativa y se mantienen como polo progresista, culto, humanista, etc… y los españoles van por detras, como retardarios, salvajes y autoritarios. Lo mas importante es que esa polarización se mantenga en esos terminos.

    Dentro de todo esto, cada polo tiene sus contradicciones internas. Cada actor debe saber jugar sus cartas. Es evidente que el Govern autonomico va a reprimir las acciones que considere. Otras las dejara, para que pasen o para que las reprima el Estado. Y el Govern como representante de una linea politica, lleva tambien su estrategia de activacion social. Los sectores patrioticos mas fogosos deberan saber esquivar barreras para focalizar su fuego contra el enemigo comun, y forzar poco a poco a los mas titubeantes a posicionarse. Asi lo han hecho hasta ahora, y asi ha avanzado todo el proceso catalan. Es lo que se llamaria polemike paideusis, y seria algo asi como la pedagogia de la accion de guerra. Para ello, la accion debe ser guiada desde una posicion de superioridad cultural.

    La mala ostia es algo que esta ahi, pero debe ser organizada y guiada por medio de estrategia. Y para eso hay que pensar friamente y calculadamente, sin dejarse dirigir por las emociones. Sino, un movimiento se vuelve reaccionario, siempre detras de la accion del enemigo que nos hace daño, y acaba fragmentandose. Cuando un movimiento se convierte en un contra esto o un contra aquello, se acaba la dinamica positiva.

    La mala ostia convertida en folklore es uno de los factores que hundio la resistencia vasca, y no nos recuperaremos hasta que seamos capaces de generar una nueva dinamica propia, positiva y con vision de futuro en vez de relamernos heridas y rumiar las frustraciones personales, por muy injustas que sean las razones.

    La mala ostia convertida en grito desgarrado es algo muy español, muy barroco. Muy de indignados que acaban siempre bajo el control de alguien, que siempre acaba siendo un agente del Estado.

    Espero que los catalanes sean capaces de gestionar sus contradicciones, y que el pueblo y sus sectores mas comprometidos sean capaces de saber jugar como la mitica mangosta con la boa que inspiraron a Norbert Wiener para desarrollar la ciencia de hacer bien las acciones, es decir, la cibernetica. Por ahora, con todas sus contradicciones, parece que la dominan bastante bien.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s