Home

Andrés Rodas / Federación internacional de prensa de los pueblos

Asier Guridi Zaloña, revolucionario internacionalista vasco exiliado en Venezuela, lleva  3 años solicitando el status de Refugiado Político en la nación Bolivariana.

La historia de vida de Asier es una de las tantas historias de dolor que ha sufrido y sufre el pueblo vasco. Desde muy temprana edad, Asier vio y sintió la represión hacia su nación, lo que lo lleva a adquirir un compromiso determinante en los movimientos sociales de su pueblo Oñati (Guipúzcoa)

Asier Guridi adquiere fuerte conciencia en relación a los Derechos Humanos de los prisioneros políticos vascos y por la represión que se sufre en las calles del País Vasco. En el año 1988 ya está militando en su localidad denunciando las vulneraciones de los Derechos Humanos, denunciando los hechos de la represión policial o de “incontrolados” (interrogatorios ilegales; persecuciones; amenazas; agresiones…) que afectan a su localidad y resto del País Vasco. En ese mismo tiempo, Asier Guridi además colabora con el movimiento juvenil abertzale (patriota) y socialista.

Todo este compromiso social da como desencadenante su detención por parte de la Guardia Civil en el año 1992, y las posteriores torturas a las que fue sometido.

Aparte de los golpes que recibió, fue sometido a la tortura de la bañera, mientras sus torturadores le advertían que ese fue el mismo lugar en el que Mikel Zabalza[1] murió ahogado. Asier dice que empezó a tragar agua, pues pensaba que no iba a salir vivo de allí, y que esa sería la prueba en la autopsia que revelaría que habría muerto torturado.

El interrogatorio de la Guardia Civil continuó con la tortura de la bolsa en la cabeza, descargas eléctricas, golpes, vejaciones, amenazas de detener a su familia y torturarla en su presencia o de hacerle desaparecer en el monte, con un tiro en la cabeza.

Se le coaccionó una y otra vez para que se incriminara con declaraciones falsas y cuando al fin compareció ante Baltasar Garzón, juez de la Audiencia Nacional, el magistrado ignoró su testimonio sobre las torturas sufridas, con una mezcla de desdén, indiferencia y abierta complicidad.

Tras la condena impuesta sufre la “política de dispersión carcelaria”, como la gran mayoría de prisioneros políticos vascos; trasladándolo a  diferentes prisiones del estado español, a cientos de km. de su pueblo, haciendo de esta manera que la condena también la paguen sus familiares. Los malos tratos son continuos en todas las cárceles a las que es trasladado.

Al salir de prisión, diciembre de 1997, Asier continúa con su compromiso en las actividades políticas y sociales de su pueblo y nación.  Asier Guridi sufre constante presión y acoso por fuerzas del Estado y personas, sintiéndose observado y seguido en todo momento. Como consecuencia de todo este acoso, debido a su participación política, Asier Guridi decide iniciar el camino al exilio en Venezuela. Allí conoce a su compañera y tienen un hijo: Iban Guridi, vasco-venezolano.

Asier es detenido por la Interpol en el año 2013, y el Estado español pide su extradición. Pero Venezuela decide darle la libertad, una libertad muy condicionada, pues este ciudadano vasco lleva  tres años solicitando el Estatus de Refugio para regularizar su estadía en Venezuela, tres años renovando petición de refugiado cada tres meses, imposibilitando el derecho a una vida digna, pues no tiene siquiera identidad, lo que repercute directamente en su hijo Iban Guridi, que sufre en carne propia las consecuencias del trato recibido hacia su padre. Iban tampoco posee una identidad, dificultando de una forma muy significativa el desarrollo del niño, que va en contravía de los artículos descritos por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.

El peligro de extradición sigue presente. Solo el derecho de asilo y el estatus de refugiado podrán evitar que los estados español y francés se lleven a Asier Guridi al infierno de la tortura y la cárcel otra vez.

Sabemos que el imperialismo español está presionando al gobierno de Venezuela para extraditar a Asier Guridi, pero confiamos en la soberanía de la nación Bolivariana.

Saludamos y solicitamos a Idelfonso Finol presidente de la Comisión Nacional para los Refugiados en Venezuela, que se pronuncie ante este caso.

——-
[1] Mikel Zabalza, ciudadano vasco que sufrió las torturas realizadas por la Guardia Civil, dando estas como resultado su muerte.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s