Home

Yo nací, como tantas personas en este mundo, de padre desconocido. Mi madre me dio a luz en un sitio de esos oficiales, técnicos, según me ha dicho mi hermana. Una casa fría que descomponía a todas las pobres madres que hacían hijos sin permiso de la autoridad. Además, yo creo que la vida no la hacemos nosotros mismos, que surge a pesar nuestro. Nos creemos algo importante y que decidimos todo. Yo no lo creo. De recién nacida debía salir de Fraisoro (casa-cuna de Zizurkil, a los dos meses, pues a las madres que dan a luz a hijos de parte de padre desconocido las hacen trabajar varios meses gratis para pagar los gastos ocasionados durante su estancia en la casa cuna”.(…) Nuestra rebeldía venía desde hacía tiempo. Venimos de abolengo con ese carácter específico. Mi abuela, gitana, vivía en un carromato”

El 9 de abril de 1914 nace en el orfanato de Fraisoro de Zizurkil (Gipuzkoa) la militante anarcofeminista y resistente antifascista Soledad Casilda Hernáez Vargas –a veces citada como Casilda Méndez Hernáez–, más conocida como Casilda, la Miliciana, Kasilda o Kasi. A pesar de que ella nunca terminó de aceptar apelativos y prefería ser considerada como combatiente o revolucionaria. De hecho, lo de miliciana no fue sino una de sus muchas facetas, pues también destacó como activa sindicalista, internacionalista, pionera del feminismo y propagandista de una vida en contacto con la naturaleza.

casilda-miliciana-L-r7evts

Era limpia de una gitana navarra –algunos dicen que el origen era inca. Después de pasar la infancia a Zizurkil, se trasladó al barrio de Egia de Donostia. En estos años su práctica del nudismo en la playa de Zurriola causó profundo escándalo. Se hizo muy conocida en las barriadas populares donostiarras durante los hechos de octubre de 1934 (combates de Peñas de Aia), cuando fue detenida por repartir propaganda y por posesión de explosivos. A partir de 1931 fue miembro de las Juventudes Libertarias y trabajó intensamente para lograr que se equiparasen todos los derechos a la mujer, por lo que fue detenida en varias protestas de mujeres llegando a ser también encarcelada por hacer un llamamiento a la huelga a las trabajadoras de una empresa. Durante la huelga de 1934, fue detenida cuando transportaba explosivos en una cesta, y aquella «chica de la cesta» o «chica de las bombas», como la llamaban, fue condenada a 29 años de prisión.

“Estábamos en estado de guerra y las penas se multiplicaban por un coeficiente elevado”, señalaba Kasilda. En su ‘diario’ recuerda cómo reaccionó el comandante de la cárcel: “¿Para qué tenéis que traerme a una mujer? (…) ¡A esta niña habrá que ponerla a dormir con los niños!”. Pero no, la pusieron a dormir con tres guardias de asalto.

Encarcelada en el fuerte de Guadalupe, fue trasladada a la prisión de Las Ventas de Madrid, pero fue liberada pronto gracias a la amnistía de febrero de 1936. Justo al salir de la prisión conoció a Félix Likiniano Heriz (Liki), su compañero en adelante. Aunque partidaria de «Mujeres Libres», no entró a formar parte de la agrupación.

Se destacó en las luchas de julio de 1936 en la comuna de Donostia, en la resistencia popular que hizo fracasar la sublevación militar en la ciudad y en la batalla de Irun. Combatió en la Peña de Aia y, cuando cayó Irun, atravesó el Bidasoa para reincorporarse a la lucha en el frente de Aragón. En mayo de 1937, junto con su compañero Liki, defendió la «Casa Grande» de Barcelona –el edificio Cambó de la Vía Laietana. En Barcelona encabezó unos talleres de confección antes del triunfo fascista. Después partió al exilio y conoció la miseria en los campos de internamiento. Fue firme ante las críticas al papel de la mujer guerrillera: “Que haya habido gente del campo republicano diciendo que las mujeres en la montaña éramos poco menos que rameras, eso es mentira, y no les perdonaré nunca. Es echar una mancha a la mujer nada más que por el hecho de disminuirla. No es nada glorioso, sino tristemente repugnante. Sólo malas lenguas pueden hablar así y esa clase de gente es mediocre, aunque se vista de corbata o lleve pantalón de mendigozale. Todos quienes dicen que la mujer participó en la guerra nada más por el afán de… ¡mentira! Son cerdos, nada más”.

Durante la ocupación nazi de Francia, colaboró con la resistencia y en la lucha contra los nazis en Iparralde. La casa suya fue refugio de la resistencia, especialmente de la vasca, convirtiéndose también en centro de operaciones antinazis y antifranquistas en la organización de grupos de acción a las selvas de Irati.

A finales de los 50, conectó con la nueva oleada de refugiados y refugiadas vascas. Se solidarizó fuertemente con la lucha de Euskadi Ta Askatasuna. En realidad, Kasi, acogió hasta su muerte, en 1992, a cualquier persona perseguida por su actividad revolucionaria. Su modestia a la hora de valorar su papel en la lucha y su discreción eran proverbiales. Sólo tras mucho insistir, y gracias a los buenos oficios de Manuel Chiapuso y el propio Liki, desgranó algunos de sus recuerdos que han sido recogidos en escuetos testimonios. En 1985 Luis María Jiménez de Aberasturi publicó una biografía: Casilda, miliciana. Historia de un sentimiento, en el que Kasilda Hernáez Vargas resta importancia a su historia. “En cuanto al balance de mi vida, me veo en un compromiso para poder responder. ¿Qué balance? ¿Puede tener un valor determinado la actuación de una persona a través de su vida? Es posible. Pero en una guerra como la nuestra, en que lo popular se mezcló íntimamente a lo particular, me parece difícil. No sé. No lo creo. De todos modos, este punto litigioso lo deben resolver los demás”.

Murió el 31 de agosto de 1992, fue enterrada en el cementerio de Biarritz. Por iniciativa de su amiga Begoña Gorospe se colocó la siguiente inscripción en su lápida: ‘Andra! Zu zera bukatzen ez den sua! (mujer, tú eres el fuego que no se apaga).

14 thoughts on “Pioneras del feminismo vasco, Kasi, «la chica de las bombas»

  1. “Activa sindicalista” todo vale para no tener que decir era una mujer anarquista y militante de CNT.

    ¿El enésimo intento del abertxalismo de arrimarse el ascua del anarquismo vasco?

    • Todas las mañanas me levanto con tres cosas en la cabeza. 1. ¿Qué puedo hacer hoy para ocultar a la CNT? 2. Atraer hacia el abertxalismo, cual anarca de Noe, embarcando a todo anarquista que se me cruce por la calle en tal gloriosa aventura. 3. ¿Qué se oculta tras los agujeros negros?

      El primer punto tengo que reconocer que no me sale muy bien. El otro día a cuenta de la huelga del 8m puse sin querer el comunicado de la CNT. Y eso que no son aguirlatxes. Tampoco se en qué estaría pensando cuando hace unas semanas escribí un artículo que decía que “hay posibilidades de que el resto de sindicatos conformen una alianza, una nueva mayoría sindical vasca que no se circunscriba solo a ELA y LAB, sino todos los demás y en igualdad de condiciones, incluidos sindicatos libertarios.” https://borrokagaraia.wordpress.com/2018/01/06/sindicalismo-vasco/

      En cuanto al segundo punto, esto es lo que hay https://borrokagaraia.wordpress.com/2015/06/04/anarquismo-e-izquierda-abertzale/

      Y en cuanto al tercero estoy avanzando a pasos agigantados aunque el fallecimiento de Hawking puede que ralentice mi trabajo.

      Acción directa, agujeros negros y huevos de gallina

      https://borrokagaraia.wordpress.com/2015/02/02/accion-directa-agujeros-negros-y-huevos-de-gallina/

      Teniendo en cuenta que la escultura del hacha y la serpiente se creó y salió de la casa de Kasi, no creo que le importase arrimarse a abertzales (que por cierto unos cuantos y cuantas a parte de abertzales también han sido y son libertarias).

    • La CNT del 36 no es necesariamente lo mismo que la CNT de ahora. Y eso vale particularmente para el grupo de Likiniano, Casilda, Krutwig, etc., que claramente abrazaban un ideario que en la CNT actual se despacha despectivamente como “anarco-abertzale” (creo que generalmente son capaces de deletrear “abertzale” correctamente). Menos colgarse medallas y más autocrítica, que uno no se imagina ni a Durruti quizá en la CNT actual.

  2. Si tuviera que decir algo diría que “el grupo de Biarritz, Liki, Kaxi, F. K, etc.” de ser abertzales lo eran más de Anarkherria, que de Euzkadi, más Legassianos .que PNVros.

  3. La CNT del 36 no es necesariamente lo mismo que la CNT de ahora. Y eso vale particularmente para el grupo de Likiniano, Casilda, Krutwig, etc., que claramente abrazaban un ideario que en la CNT actual se despacha despectivamente comoLa CNT del 36 no es necesariamente lo mismo que la CNT de ahora. Y eso vale particularmente para el grupo de Likiniano, Casilda, Krutwig, etc., que claramente abrazaban un ideario que en la CNT actual se despacha despectivamente como “anarco-abertzale” “anarco-abertzale”

    Yo no utilizo despectivamente nada por que no tengo ninguna animadversión por el anarco independentismo aún que no lo profese, si que tengo más sobre la utilización que se hace sobre las figuras históricas vascas del sindicato, y de cómo se tergiversa su trayectoria militante (al menos la anterior a la del exilio) ¿anarco abertzale? Por favor, los compañeros tenían metas mucho más elevadas, no creo que sea necesario explicarlas.

    Por otro lado si, la CNT no es la del 36, ¿Y? ¿Algún movimiento político llega a asemejarse al mov libertario de entonces, por favor no me digas que la IA… Y yo tampoco sé dónde estaría Durruti hoy en día, por q no creo que hoy en día podría ser posible un Durruti, si fuese posible habría menos Otegis y más Durruti…

    Simplemente me resulta bastante ofensivo que cierta animadversión del mundo abertzale hacia CNT (las podría entender hace 15 años, el que ahora mismo siga sosteniendo las mismas críticas es por qué no conoce la organización actual), llegue hasta el punto de “ocultar” la trayectoria de algunos de nuestros más destacados militantes (si de CNT si).

    Pd: si he cometido el grave error de tener un fallo ortográfico, he escrito abertxalismo, hoy no me acuesto sin rezar 50 padres nuestros, espero que a los señores no se les haya atragantado el desayuno.

    • Todo el primer párrafo son mis palabras (duplicadas y sin entrecomillado), así que entiendo que me respondes a mí, Artanga.

      Por supuesto que no hay nada que se parezca a la CNT de entonces, entre otras cosas porque ya había jaleo en el interior de la CNT del 36-37. Tenemos a los “sindicalistas” que se presentaron a las elecciones con el Frente Popular, que alguna vez he oído que fueron expulsados por eso, tenemos a la corriente “nosotros” de activismo clandestino armado, tenemos en definitiva a uno o varios millones de afiliados y afiliadas, muchas de ellas activistas en diferentes maneras, algo que tiene muy poco que ver con la CNT o para ser más preciso las dos CNTs (incl. la CGT que también se proclama heredera de la CNT histórica y anarcosindicalista), dividida y apoquinada que existe sólo de forma residual en las últimas décadas. Y no precisamente porque las tendencias “anarcoides” sean más débiles hoy día, sino porque están muy desestructuradas, gracias al sectarismo exclusivista del que gusta hacer gala demasiada gente, de muchas tendencias y etiquetas, no sólo anarquistas, siendo este sectarismo una deformación reaccionaria derivada tanto del individualismo burgués como de la tendencia “psicopática” o “maquiavélica” a acaparar cotas de poder, aunque sean minúsculas, a través de los grupos sociales (y políticos, y sindicales, etc.) — Ref. este artículo en inglés sobre el sectarismo está bastante bien: https://critical-mass.net/2012/11/09/the-subtle-characteristics-of-sectarianism/

      En el caso de la CNT y del anarquismo purista, con el que he tenido bastante contacto en mi juventud hasta el punto de considerarme uno de ell*s, uno de los mayores problemas es que no reconoce al PUEBLO-NACIÓN vasco como marco de lucha y de revolución. Esto le haría tirarse de los pelos a Kropotkin, y si no me crees, lee “Finlandia” y reemplaza en el texto “Finlandia” por “Euskal Herria” y “Rusia” por “España”.

      Pero no sólo le haría tirarse de los pelos a Kropotkin, estoy seguro de que le haría tirarse de los pelos a Bakunin, que decía: “soy patriota de todas las naciones oprimidas” y sin duda le haría tirarse de los pelos a Liki y toda su cuadrilla.

      Y ese mismo problema lo he sufrido yo en persona durante mis breves períodos de afiliación a la CNT. De hecho la primera vez que entregué el carnet fue porque se disolvió la Federación Regional de Euskadi (así se llamaba si no recuerdo mal, incluía a Nabarra y Miranda-Ebro) y se creó por afinidades personales de los dirigentes nada más, tras haber instalado una gestora en Santander por no sé que historias de la F.R. de allá eran demasiado punkis y no-ortodoxos (no sé los detalles pero algo de “punkis” seguro, una purga reaccionaria seguramente) la F.R. Norte (sic) que a estas alturas entiendo que es ya como la Región Militar Norte, porque por lo que he oído incluye hasta Burgos.

      De esta manera, a todos los efectos prácticos la CNT excluye (o al menos dificulta mucho la adhesión) a toda persona que no tenga una identidad nacional española, lo que encuentro repugnante, estatalista y anti-anarquista. Y por supuesto algo terriblemente sectario que dificulta muchísimo la extensión del anarquismo o los anarquismos (porque está claro que no todos los comunistas libertarios somos iguales ni tenemos un ideario y praxis homogéneas) en Euskal Herria, donde la gran mayoría de la población tiene una identidad etno-nacional vasca (si hacemos caso a los estudios sociológicos oficiales: 1/3 se consideran vascos y españoles por igual, 1/3 más vascos que españoles y 1/3 exclusivamente vascos, prácticamente nadie se considera “norteño” porque no existe esa referencia en absoluto). En consecuencia el único marco integrador de clase en Euskal Herria es el vasco.

      Yo no me considero “anarco-independentista”, ni “anarco-abertzale” (aunque es una etiqueta despectiva que he tenido que aguantar), aunque sí que considero la independencia vasca un mal menor, aunque sea en parámetros burgueses, porque el estado, el único existente en mi vida real y en la de mis antepasados hasta mucho tiempo atrás, es España, y además España es un estado particularmente repugnante. En ese sentido sería “independentista” si fuera de Alcorcón también.

      Lo que me considero es anarquista o comunista libertario vasco. Y sólo voy a poder trabajar en otros marcos en la medida en que sean absolutamente respetuosos con esta identidad nacional y con este marco etno-político vasco real, al contrario que ese monstruo político-mafioso-inquisitorial llamado “España”, que no tiene realidad alguna fuera del aparato represivo del estado. Además creo que ser anarquista y ser vasco son casi sinónimos.

      Y sin embargo no hemos conseguido construir nada en esa línea: nuestros esfuerzos se han dispersado demasiado.

      Pero que conste: mi crítica no es una crítica desde el abertzalismo (aborrezco la palabra, teniendo una tan hermosa como HERRIA para que necesitamos ese neologismo de ABERRIA?, pudiendo ser hertzale, es decir populista y patriota en el mejor sentido de ambas palabras, para que ser aba-hertzale y mezclar el sumerio con el euskera?, hay que ser Sabino Arana para caer en un error tan craso!), sino una crítica desde el anarquismo vasco. Al menos en mi historia personal vengo de ahí y me sigo considerando en gran medida eso. Pero no puedo colaborar con muchos autodenominados “anarquistas” que desdeñan todo lo que suene a “nación” (pueblo-nación, herria) y en cambio se pliegan al marco del estado.

      Y me temo que mucho de eso les pasaba al grupo de Likiniano. De hecho a este grupo no les reivindicaron los anarquistas, ni los abertzales tampoco, a pesar de que el hacha y la serpiente los creó Liki, sino los autónomos, corriente con la que me identifico más al final probablemente. Autónomos en general más anarquistas que marxistas en el caso vasco, al menos por lo que yo he conocido.

  4. Conoci a Felix Likiniano y Casilda, trabaje con el hermano de Felix, Eduardo y nunca se consideraron abertzales.
    El problema que viene de tiempo atras, es que para los abertzales; todo el que no estaba con su proyecto politico y en esencia era el mismo para todos, sean estos del PNV o HB ya no es vasco, es un anti vasco.
    En el Naiz de estos dias aparecia Otegi charlando con Urtubi. Y cuando este ultimo hace un comentario sobre los abertzales. Otegi le contesta que ellos no son abertzales, que son indepedentistas. Lo que habre oido yo por decir lo mismo desde hace un monton de anos.
    Felix y Eduardo como otros eran esuskaldunes y ejercian, defendian la cultura nuestra tanto o mas que cualquier mea pilas del PNV Y tambien eran anarquistas y ese era el gran problema, ante el “Jainkoa eta Lege zaharrak” los anarquistas decian y decimos: NI DIOS NI AMO. Revolucion social.

  5. Simplemente por comentar…

    Primero de todo, decir que Krutwig era ‘anarquista’ o insinuarlo, para mi seria muy arriesgado decirlo…. Federico Krutwig era cualquier cosa que le fuera necesario escribir o decir, en una epoca cercano a un filofascista identitario celtista como Jon Mirande, y en otra epoca escribiendo de un tiro el programa marxista-leninista del enesimo partido comunista de la epoca… Por lo tanto con Federico Krutwig, mas que buscar su etiquetacion politica, dejarlo estar en su propia salsa.

    Con respecto a Felix Liquiniano y un supuesto “anarko-abertzalismo” tambien habria que andar con tiento. Pienso que se superponen varios niveles que si no se definen con algo de precision se puede caer en equivocos garrafales.

    Vayamos por algunas partes (espero no extenderme):

    1.- ¿es lo mismo un “anarko-abertzalismo” que un “anarko-independentismo”?. Esta pregunta no es confusa ni retorica. La definicion de “nacion” como “patria o patrimonio” es muy diferente de una definicion de “nacion” en clave de ‘demos’, o democracia, o incluso de una concepcion de una posible independencia sin contemplar la naturaleza de ‘nacion’ ….

    2.- Por lo tanto, no todo independentismo, se defina como se defina ideologicamente, tiene que ser en el caso vasco irremediablemente ‘abertzale’, es decir , sustentar su legitimacion historica y politica en el ‘identarismo’; por cuanto existe la posibilidad de una definicion de nacion con una legitima contractual distinta como es la de origen democratico (y opuesta al anterior) . Pero es que aun y con todo, la posibilidad de independencia no tiene porque estar definida en terminos nacionales, si precisamente se aspira a un modelo social superador del Estado-nacion, o republica burguesa u orden del capital en general.

    3.- Una definicion ‘independentista’ a su vez, no tiene porque reducirse a una mera consideracion ‘estatista’, es decir ‘independencia’ y ‘ estado’ no tiene porque estar univocamente enlazados, ni uno presuponer el otro. Es decir, puede existir un marco de independencia, sin que una sociedad este tutelada por un Estado, esto es importante considerarlo. Una sociedad que es depositaria de su propia soberania, por lo tanto completamente independiente, es decir que no debe de sujetarse a ningun otra fuente de regulacion social que si misma, puede estar perfectamente organizada sin ningun Estado que la tutele, es mas, precisamente la ausencia de tal Estado sera la garantia para que esa sociedad sea independiente por completo.

    Bueno, regreso a Felix….

    En los años treinte se dio un proceso de posibilisimo, tercerizacion, etc., o como se le quiera llamar entre diferentes corrientes del anarcosindicalismo peninsular, figuras como Angel Pestaña, Juan Peiro, etc., abrieron una linea de critica al ‘revolucionarismo’ de la CNT, hablando de moderacion, reformismo, participacion en la politica, e incluso de la formacion de un Partido Sindicalista, o libertario. A esta corriente se le denomino “treintismo” porque se hizo publica a traves del Manifiesto de los Treinta, en el año de 1931, Ni que decir tiene que esta corriente estaba directamente enfrentada con la corriente mas radical y revolucionaria l del anarquismo, organizado alrededor de FAI, los faistas (los de Durruti, y el grupo Solidarios, etc).

    En EH esas tensiones entre corrientes anarquistas tambien se dieron. Pues bien, el grupo que pertenecia Felix Liquiniano, su cercano amigo Manuel Chiapuso, quien seria secretario general de CNT del Norte, en la segunda mitad de los años treinta, estuvo en conversaciones con Aguirre para entrar a formar parte en el Gobierno Vasco durante la guerra civil, pero se impuso el grupo faista (Horacio Prieto) en la negociacion y no se dio tal hecho. Despues de finalizada la guerra, sera el propio Felix Liquiniano, junto con Candido Armesto, quienes firmaran el Pacto de Bayona, en 1945, por el cual participarian en el Consejo Consultivo Vasco, para la formacion del gobierno vasco en el exilio junto al resto de fuerzas politicas y sindicales vascas (PNV, PSOE, PC, ELA, UGT, etc.), vamos todo el espectro del autonomismo vasco.. Todo ello con la oposicion de la direccion de CNT en Toulouse, por cierto (Liki decia aquello de “las sabandijas de Toulouse’ o algo parecido). Por otra parte, por ejemplo, Manuel Chiapuso firmara en 1948 un documento para la creacion de un Partido Libertario.

    Hay un articulo de Beltza, de hace algunos años — no lo he podido encontrar– donde explica los posicionamientos de aquella epoca de Chiapuso y Liquiniano. Pero tambien es conocida la opinion de Beltza, de tiempo atras en su libro “El nacionalismo vasco en el exilio”, donde sugiere que Liki como Chiapuso, estaban siendo sensibles a una solidaridad vasca transversal en el exilio y en el enfrentamiento contra el fascismo español, mientras que enfrente lo que Toulouse estaba realizando era un acto de autoritarismo y de centralismo, algo muy ajeno al ideario y los valores anarquistas.

    Rebobino, mas arriba decia que habria que andar con tiento en algunas etiquetaciones, ya que se superponen varios planos, que se interrelacionan, y que pueden poner en duda cualquier afirmacion tajante. Bien, por un lado tenemos una corriente anarquista ‘posibilista’ que quiere actuar en terminos politicos (lo cual es mas que nada una aberracion en el acervo historico del anarquismo); pero que a su vez actua de manera local u autonoma de los centros de decisiones del anarquismo, y es a su vez altamente sensible ante “la causa vasca’. Con estos elementos, sera muy arriesgado afirmar de que estamos o estabamos ante la emergencia una corriente “anarco-independentista’ y menos aun ‘anarko-abertzale’, pues no existe una elaboracion explicita de ello, mas sin embargo la explicacion pudiera ser mas congruente con los otros ingredientes que se incluian en aquellos procesos.
    .

    Y hasta aqui me quedo.

    saludos.-

  6. Maju, ¿pretendes juzgar a la CNT actual por qué militaste brevemente hace 30 años?, ¿conoces algo del sindicato hoy en día? ¿De sus militantes actuales? Igual no te vendría mal pasarte de nuevo por la sede y sacudirse los prejuicios…

    • Sé que la Federación Regional Norte sigue existiendo y que se ha expandido hasta abarcar Burgos. Creo que he dejado claro que éste es mi principal punto de contención: la estructura española y su orientación nacional-españolista implícita, que excluye el sentir nacional vasco y el marco primario nacional vasco de acción revolucionaria.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s