Home

02-txabi-etxebarrieta

Autor: Borroka garaia da!

Esta semana se va a cumplir el 50 aniversario de la caída en combate de Txabi Etxebarrieta. Hoy en día Txabi Etxebarrieta sigue siendo en parte un gran desconocido. No tanto porque no sea recordado por sus enemigos (considerado por ellos el “primer asesino”) ni por muchos de sus amigos (el primer asesinado de ETA), sino porque por encima de hechos coyunturales o casualidades, la obra política, ideológica y también vivencial de Txabi Etxebarrieta es la gran olvidada. Lo cual es muy significativo, ya que Txabi Etxebarrieta y su hermano Jose Antonio son los mayores teóricos marxistas que ha dado el nacionalismo vasco. Posiblemente junto a Argala, pero cabe señalar que Txabi murió con solo 23 años. Ni que decir tiene que Txabi Etxebarrieta no fue el primer asesinado por el estado español, pues muchos lo fueron antes que él incluso en días anteriores a su muerte, ni tampoco fue Txabi el primero que empuñara las armas.

Aunque el nombre de Txabi Etxebarrieta fue el que transcendió y se hizo famoso, no se puede desligar al de otros militantes de su generación y muy especialmente al de su hermano. Fueron ellos dos quienes elaboraron el informe “Txatarra” del que solo se hicieron cinco copias, hoy perdidas, donde se representaba la ideología socialista y nacionalista revolucionaria de la nueva ETA y el documento “Ideología de Y” (que posteriormente presentarían a la V asamblea) para ello contaban previamente con el “Informe verde” (por el color de las hojas en que estaba escrito) realizado por militantes en el exilio. La metodología para hacerlo y las cuestiones analizadas en ese momento eran inéditas : conciencia de clase, obrerismo, internacionalismo proletario, revolución vasca.

Como consecuencia del triunfo de las tesis del marxismo abertzale de los hermanos Etxebarrieta y compañía en la V asamblea, el grupo de Txillardegi (llamado Socialista) se separó de ETA acusándola de comunista y poco patriota, aunque se mantuvo en sectores de izquierda abertzale, lo que sería los prolegómenos de la socialdemocracia abertzale hasta nuestros días. Por otro lado, y en sentido inverso, desde sectores de la militancia que también abandonaría ETA, en este caso mediante expulsión, se le acusaba de nacionalista reaccionaria y chouvinista además de no socialista. Este sector no participaría en la V asamblea y fundaría ETA Berri.

Según Txabi y lo que acabaría transcendiendo de la V asamblea, ETA Zaharra, la revolución vasca es “el proceso que debe realizar el cambio radical de las estructuras político-socio-económicas por medio de una estrategia justa.” Teniendo en cuenta “que no basta una conciencia nacional, es necesaria una conciencia de clase nacional, puesto que sufrimos tanto las estructura capitalistas como las imperialistas”. Esta idea fundamental descarta un frente nacional a secas, una alianza interclasista vasca considerada insuficiente. De la misma manera descarta un frente a-nacional, o que dejara sin tocar la cuestión nacional. Es decir, un frente obrero a secas. De esta manera la nueva ETA se presenta como movimiento revolucionario socialista vasco de liberación nacional.

Es en el documento de los hermanos Etxebarrieta “Ideología de Y” donde aparece por primera vez el concepto “Pueblo Trabajador Vasco”. Según Txabi si “Euskadi está oprimido por España y Francia, la “nación” obrera está oprimida por la nación burguesa”. Y, en esta situación, se crea, surge y se desarrolla “un proletariado vasco, con conciencia nacional de clase”. Por lo que Txabi acaba sentenciando frente a la socialdemocracia abertzale que “No nos interesa la independencia a secas” ya que “Nuestros dueños y señores son los Estados francés y español. Todos sabemos que son capitalistas y que por favorecer sus intereses encadenan a Euskadi”.Y, en esta lucha, el pueblo trabajador vasco tiene una misión “liquidar la fuerza de los estados capitalistas francés y español, incluidos ciertos capitalistas de apellido vasco que con ellos colaboran”.

Ante la izquierda anti-franquista que no considera el hecho nacional vasco Txabi les acusa: “Son militantes del socialismo español antifranquista, presuntamente demócratas, pero incapaces de aceptar que Euskadi se halla aplastada y expoliada. O que la causa de esta opresión es “la fuerza y los intereses del capitalismo y el imperialismo”. De este modo, si para Argala la cuestión nacional y social son dos caras de la misma moneda, para Txabi ni siquiera haría falta mencionar las caras, ya que estarían unificadas. De ahí que el primero de Mayo y el Aberri eguna tenían un mismo significado para él: la libertad de Euskal Herria, considerada ésta la liberación del pueblo trabajador vasco: El obrero patriota vasco es una misma entidad humana. “el Aberri Eguna y el 1 de Mayo son idénticos. Precisamente porque denunciamos la realidad actual, no nos está permitido diferenciar esos hechos diciendo que uno es el día de la patria y otro el de los trabajadores. No. Nuestra lucha es única, como es única la opresión que sufre el pueblo. Nuestro objetivo es la libertad y el desarrollo de los vascos, del pueblo trabajador vasco. Y “al ser abertzales, aparecemos como internacionalistas en cuanto que combatimos contra la opresión y laboramos en pro de la existencia vasca luchamos, por ello, en favor de otros pueblos oprimidos y contra los que los avasallan” ya que “todos los opresores del mundo son idénticos: el colonialismo y el imperialismo son consecuencia del sistema capitalista”.

La teoría entorno a la conciencia nacional de clase y al pueblo trabajador vasco daría como resultado la necesidad de un frente nacional de clase de cara a la revolución y el Estado socialista vasco independiente alejándose de vías reformistas. Como decía su hermano: “No puede pedírsele al ocupante que transmita una autoridad que no tiene. La única legalidad es la de Euskadi y humillar esta ante la legalidad española o francesa es la negación misma del nacionalismo”. La teoría de la acción-represión-acción, malinterpretada asiduamente, no significaba una elevación militar de la lucha sino una elevación de todas las luchas, incluidas las sociales, políticas.. que ineludiblemente chocarían con la represión de ser tales. Siendo esto mismo el abc de la lucha de clases en cualquier coyuntura y lugar donde se apueste por la revolución.

Txabi consideraba dos los principales problemas de cara al desarrollo del proceso de liberación: el reformismo nacional y el reformismo social. Para lo que Txabi alertaba de cara al futuro que “Existe el peligro, no obstante, de que la burguesía nacional o elementos reformistas tomen demasiada fuerza, castrando la revolución. Para evitar este peligro real, no tenemos otra salida sino la de dar una fuerte conciencia al Pueblo Trabajador Vasco, mostrándole claramente los fines y el sentido de su lucha”.

5 thoughts on “Txabi Etxebarrieta, la antítesis del falso “nuevo tiempo” que no llegó

  1. Hay algunos textos que se ocupan de Txabi, su hermano, la época etc. Entre ellos, el tomo II de la Enciclopedia de Txalaparta, sobre ETA. De la misma editorial son “Txabi Etxebarrieta. Armado de palabra y obra” (1993), que acaba de ser reeditado estos días.
    Otros de Txalaparta son “Txabi. Poesía y otros escritos” (1996) y uno “Los vientos favorables” (1999) sobre Jose A. Etxebarrieta, con edición comentada de un texto suyo.
    Por cierto, en junio de 1993, el aniversario tuvo bastante edición. Egin le dedicó un Gure Gaia especial,con siete páginas. Incluso El Mundo (quién lo diría¡) aportaba otro especial, de cuatro páginas. En las cuales, entre otros, había colaboraciones de Ortzi, P. Ibarra, Beltza y Amparo Lasheras. Claro que entonces Amparo se encargaba de estas cosas, en la delegación de este periódico en Euskadi.
    En cuanto a las fuentes documentales, salvo el informe Txatarra (perdido) están casi toda en Documentos Y, de Jon Nikolas. Una colección tb. enciclopédica que se puede encontrar en bibliotecas públicas, universidades etc.

  2. Bueno, igual para seguir pudiendo “dar una fuerte conciencia al pueblo trabajador vasco, mostrándole claramente los fines y el sentido de su lucha” hubiera sido necesario seguir desarrollando el trabajo de análisis social (marxista, por supuesto) político, económico, cultural de nuestra nación ocupada y colonizada, para tener claves actuales de lucha.
    Aunque claro, por supuesto “nuestra” involución reformista, socialdemócrata, etc. es un fenómeno común en toda Europa. Y cada vez peor.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s