Home

El pasado abril, el medio de difusión anarkismo.net, que agrupa a decenas de organizaciones anarco-comunistas de todo el mundo, en una entrevista a este blog preguntaba ¿Qué es el movimiento popular vasco?. Mi contestación fue la siguiente:

“El movimiento popular vasco es la respuesta que principalmente la clase trabajadora y la juventud vasca han dado a un entramado político, económico y social impuesto que no pone en manos del pueblo ni la gestión de sus recursos ni la dirección de sus vidas. Significa la organización del pueblo desde la base y de una forma verdaderamente democrática y horizontal, generalmente asamblearia, autogestionada y de acción directa entendida en su más amplia concepción.

El movimiento popular vasco se ganó sus galones principalmente fogueándose bajo la dictadura fascista española y se mantiene fuerte a día de hoy. Este movimiento popular es muy amplio, plural y prácticamente abarca todas las necesidades y demandas de la sociedad, desde la defensa e impulso de la cultura y lengua vasca, pasando por la auto-organización de la juventud, la ocupación de viviendas deshabitadas, la anti-represión, el feminismo, el ecologismo, la organización de fiestas populares e innumerables iniciativas en el ámbito económico y social. En definitiva, una miríada de actividades y proyectos que en todos los barrios, pueblos y ciudades vascas se llevan a cabo con mucho rigor, militancia de base y una amplísima participación social. Es muy difícil hacer una radiografía completa porque este movimiento es tremendamente rico y variado. A lo largo del tiempo ha sido una ingente fuente de contra-poder popular; desde la creación de las ikastolas (escuelas donde se aprende en vasco), la red de gaztetxes (casas ocupadas que son centro de actividad de la juventud), un espacio comunicativo independiente (radios libres, periódicos, etc)… es difícil abarcar en unas líneas todo lo que ha dado de sí y lo que tiene aún por dar, pero a modo de resumen podemos decir que el movimiento popular vasco es el hilo que mantiene en pie y hace real el sueño de la Euskal Herria nueva con la que soñamos frente a los que buscan su destrucción. Sin el movimiento popular vasco posiblemente el pueblo vasco ya no existiría. Para el movimiento de liberación nacional vasco y todos los que trabajan para que otro mundo sea posible el movimiento popular es fundamental. Afortunadamente amplias capas de la sociedad vasca también lo entienden así.”

Otra de las preguntas y enlazada con la anterior decía así, ¿Cuáles han sido las claves para la configuración y pervivencia de un movimiento popular tan vital? ¿Por qué no ha sido asimilado o minorizado?. A lo que de nuevo contesté de esta manera:

“El movimiento popular vasco es el mayor movimiento contestatario de Europa y no lo es por casualidad. Para entender la razón habría que acudir en un principio a la propia idiosincrasia vasca y su cultura ancestral circular. Desde una perspectiva histórica ancestral las tradiciones circulares como el Auzolan donde el pueblo en pleno de una manera solidaria y mediante la ayuda mutua llevaban a cabo tareas siendo esto la unidad básica de la organización político-económica autóctona de Euskal Herria, así como las Batzarres, asambleas soberanas de valle, que suponían una forma primigenia de acción directa mediante asambleas de pueblo surgidas anteriormente a las formas estatales de poder, podrían ser las primeras formas organizativas originarias de un proto-socialismo libertario vasco que están marcadas en el ADN social y se han mantenido a lo largo del tiempo, al igual que la lengua vasca, pese a innumerables factores en contra.

Obviamente eso no sería suficiente para contestar a la pregunta ni explicar este fenómeno. El conflicto y la tradición de pelea hace que se mantenga esa vitalidad. ¿Por qué son tan ágiles las focas? Posiblemente porque a lo largo de los milenios han tenido que enfrentarse a depredadores como el tiburón. De la misma manera se puede decir que el movimiento popular vasco ha alcanzado esa agilidad histórica porque se ha enfrentado a enemigos muy poderosos con mucha perseverancia y determinación. En última instancia la existencia de un conflicto nacional y social histórico, la existencia de organizaciones luchadoras revolucionarias con amplio historial y entrega, y por qué no decirlo, por la propia existencia de la izquierda abertzale que no ha dado la espalda al movimiento popular, lo ha alimentado constantemente e incluso desde las instituciones burguesas ha dado cobertura a este movimiento. Todo ello asegura la configuración del movimiento popular vasco, su pervivencia y la imposibilidad de que sea minorizado y asimilado. La represión ha sido la respuesta de los estados ante la imposibilidad de asimilación.”

Hoy, y debido a debates abiertos en el seno de la izquierda abertzale me gustaría añadir algo más relacionado al movimiento popular vasco desde mi propia experiencia personal. Una serie de conclusiones que lo largo de los años me han quedado medianamente claras.

  • Sin menospreciar a las personas que no se identifican plenamente con la izquierda abertzale y reconociendo en muchos casos su ingente labor en el movimiento popular, sin el impulso del MLNV no existiría movimiento popular vasco en prácticamente ninguna de sus expresiones.
  • Pese a que la mayoría del movimiento popular vasco tiene su autonomía, esta autonomía ha sido salvaguardada por el impulso del MLNV y principalmente por sectores revolucionarios. Especialmente a partir de la década de los 90. El movimiento popular no es algo sectorial pese a que esté compuesto de unidades sectoriales. En conjunto es algo estratégico.
  • La militancia revolucionaria del MLNV no ha sido mera comparsa en el movimiento popular, sino su dinamizador principal y eje vertebrador. Ese trabajo dinamizador en ningún caso ha supuesto un trabajo partidista ni dirigente, sino activador de la sociedad. Esa activación se ha hecho en parámetros estratégicos nacionales y sociales. Con instrumentos ya desaparecidos.
  •  La unidad popular, ha sido, y como no podía ser de otra manera, un mero acompañamiento del movimiento popular. Imposibilitada para generar, sustentar y alimentar al movimiento popular. La unidad popular ha sido alimentada por el movimiento popular y no al revés. Lo cual es perfectamente lógico e imposible de revertir porque precisamente unidad popular significa eso; Receptor de los diferentes ámbitos de lucha. La unidad popular es fuerte si el movimiento juvenil, obrero, estudiantil, feminista,ecologista, cultural y popular es fuerte y no en sentido inverso.
  • El trabajo dinamizador en el movimiento popular requiere una planificación estratégica, una tipología de militancia y una actitud que no concuerda al completo con la unidad popular sino con los sectores de la juventud y de la clase trabajadora vasca más combativos. De lo contrario el movimiento popular se convierte en apéndices socialdemócratas, institucionales o profesionales no cumpliendo su función de ariete y rebasador de los límites del sistema.
  • Por la misma razón que es necesaria una organización juvenil, independentista , socialista y revolucionaria, entre otros motivos para generar, sustentar y alimentar al movimiento juvenil (que no es otra cosa más que el movimiento popular de la juventud), es necesaria una organización independentista , socialista y revolucionaria que genere, sustente y alimente al movimiento popular global. Esa función no la puede realizar la unidad popular por los motivos previamente alegados. De la misma manera que no puede cubrir la función de sindicato u otro tipo de necesidades orgánicas.
  • Por lo tanto, un debate paralelo pero a su vez complementario reside en que es necesaria una organización revolucionaria y socialista independiente pero partícipe de la unidad popular para por una parte mantener la llama histórica del socialismo revolucionario que es parte de la unidad popular aunque no lo es todo, ya que la unidad popular es plural, y para como ya se ha comentado antes generar, sustentar y alimentar al movimiento popular.
  • El debate sobre vanguardias es totalmente absurdo, porque ese rango lo otorga el pueblo y no se puede diseñar. Algo se convierte en vanguardia por su labor y no por su definición.

Nota final:

No tener en cuenta esto, en mi opinión dará como resultado seguro un proceso endógeno que a parte de inutilizar ampliamente el potencial revolucionario y transformador del movimiento popular hará rebajar progresivamente la importancia teórica de éste haciendole un elemento subsidiario de la dínamica política de la izquierda abertzale, aumentará una progresiva pérdida de militancia en los barrios y pueblos, incrementará tentaciones dirigistas, destensionará dinámicas sociales y en definitiva hará avanzar al MLNV en el cumplimiento del punto primero de aquellas 20 maneras de cargarse a la izquierda abertzale.

23 erantzun “La izquierda abertzale y el movimiento popular vasco” postean

  1. Muy bueno el artículo. Creo que poco se puede añadir. Solamente reconocer que el Movimiento popular vive una situación de repliegue, como la revolución en general y que la sumido en una especie de “impas” del que veremos cómo sale y que va a depender de multiples factores.

    Simplemente me gustaría hacer incapie en las limitaciones del Movimiento Popular, tal como lo hemos vivido durante los pasados años. Como forma y manera efectiva de impulsar ofensivas políticas no hemos estado a la altura de las circunstancias,ya que, demasiadas veces, el Movimiento Popular ha estado unido al resistencialismo y a fases negociadoras. Ejemplo de ello son La lucha contra la nuclear de lemóniz (victoria), la autovía de Leizarán (negociación) o es mi opinión el fracaso en la pelea anti-TAV (repliegue). Nombro,estas pues son las más, digamoslo, llamativas.

    ¿Cómo se construye un MPV con una perspectiva ofensiva..que presione los elementos estratégicos y mueva a esa Masa acumulada cuantitativa hacia cambios cualitativos, que provoque en definitiva la crisis del sistema y que no se DEFIENDA de los planteamientos capitalistas?. En mi opinión este hubiera sido un debate posible tras Argel o incluso en los años 1993-1994. La herencia que nos dejó la Acción-represión-acción se estaba agotando y sólo podíamos mantener un cierto impulso.

    Ahora toca un doble trabajo, por un lado revertir el repliegue con el añadido de que la Unidad popular tal como se concibió ya no va a ser, y por otro, reconstruir organizaciones revolucionarias que agrupen las distintas luchas sectoriales, que por sí mismas, no generan revolución.

    La

    • Lo que comentas, y que comparto básicamente, sería una serie de pasos que se tendrán que dar para revertir eso que defines como “repliegue”, es por ello que cobra de una importancia sin género de duda dotarse de los instrumentos correctos y necesarios para enfrentarse a los viejos y nuevos retos.

  2. Zure puntu guzteikin ados, honekin izan ezik:
    “La militancia revolucionaria del MLNV no ha sido mera comparsa en el movimiento popular, sino su dinamizador principal y eje vertebrador. Ese trabajo dinamizador en ningún caso ha supuesto un trabajo partidista ni dirigente, sino activador de la sociedad. ”

    Nik fase ezberdinak markatuko nituzke ezker abertzalea eta herri mugimenduaren arteko erlazioa azaltzeko:
    1.Ezker abertzaleak herri mugimenduaren hauspotzea eragiten du
    2. Herri mugimendu indartsu horretan egindako lanagatik eta proiektu politikoak herri mugimenduak borrokatzen dituenekin duen sintoniagatik, ezker abertzalea da mugimendu horren erreferente.
    3. Baldintza errepresiboak gogortzean batez ere ezker abertzaleak herri mugimendua erabili du era dirigista batean, kasu batzuetan “koartada” gisako militantziak bilatuz (eta ez benetan parte hartze den mugimendu horretan sinisten dutenak) eta beste batzuetan desdoblamendu oker baten erabilerarekin. Honela ezker abertzaleak herri mguimenduan zuen erreferentzia galdu ez bada ere, herri mugimendua bera da galdu dena. honela herri mugimendua = ezker abertzaleko kide antolatuak + jende gutxi gehiago izatera pasa gara.
    Eta azken puntu horretan dago arazoa. Badakit koiunturak asko agindu duela, uzkurtze mugimenduak egon beharra zegoela bai egitura mailan bai pertsonal mailan, baina halere lehenengo ta behin ez al litzateke herri mugimenduaren berpiztea bilatu behar, berpizte egoera horretan berriz ere proiektu politikoak erreferentzia irabaz dezan?
    Iruditzen zait herri mugimendua ezker abertzalearen zati organiko gisa definitzeak, bere autonomiari uko eginez gure barruan ditugun konplexuei men egitea dela:
    gu geu gara herri mugimenduko kide, eta beraz bertan gure ahotsa dugu. ez dakit zer beldur klase dagoen autonomia emateko garaian libre alberdrio bat bihurtuko delakoan. gu geu parte baldin bagara, iritzia dugu, ahotsa eta bozka. Beraz herri mugimenduko gainontzeko kideak mespretxatzea iruditzen zait herir mugimenduaren autonomia antolakuntza ezarekin lotzea.

    • Eta honekin ez dut esan nahi ezker abertzaleak ez dituenik behar herri mugimenduari begirako tresna iraultzaileak. noski, agian inoiz baino beharrezkoago dira paradoxikoki.
      nik diodana da tresna hauen eginbeharra herri mugimendu horren diagnostiko kontinuo bat egitea dela, hauspotu behar diren puntu ahulak hauspotuz, baina ez herri mugimenduaren ordez erabakiak hartuz.
      Berma dezagun herri mugimendu sendo bat, sinistu eta militatu dezagun bertan, eta hartu erbakiak bertan kide guztiekin. Denborak eta egindako lanak bihurtuko du kide bakoitza eta noski, ezker abertzalea proiektua, mugimendu osoarentzat erreferente.
      txosten batean agertzeagatik herri mugimenduaren erreferente ez da hau edo bestea izango, eguneroko lanaz mugimenduak berak aitortuko dio erreferentzia.

  3. Herri mugimendu sendo bat eraikitzeko eta honetan eraginkorrak izateko, lehenik ezker Abertzalea bere tentazio erreformista eta instituzionalistez askatu behar da. Izan ere praktika instituzionalista honek eramaten du herri mugimendua Ezker Abertzalearen “berme” eta erretagoardia gisa ezartzera, justifikazio bezala, baina batere paperik (paper eraginkorrik) gabe. Herri mugimenduaren autonomismo erabatekoa ere ez da positiboa…

  4. Una cosa más y que es muestra hasta que punto corremos el peligro de caer en el resistencialismo nuevamente. Es un párrafo de la ponencia ideológica y organizativa de SORTU y muestra hasta que punto podemos despeñarnos por el precipicio sino estamos atentos dadas las condiciones actuales ofensivas del neoliberalismo.
    En el artículo nº14 de las Bases ideológicas de SORTU se afirma que:

    “Mientras no se produzca de forma repentina una explosión de las condiciones políticas y sociales, ni se desencadenen súbitas aceleraciones del proceso, el camino que va desde el reconocimiento de derechos y su implementación plena tendrá diferentes fases y metas intermedias”

    Y yo digo…¿de forma repentina…? La ideología de la resistencia del que se dota SORTU, frente a los ataques del capital, no comprende la lucha de clases como sustrato básico de la sociedad, sino como conflicto coyuntural e intermitente, permaneciendo a la espera pasiva, sometida a las episódicas oscilaciones políticas, sociales y económicas de la actual situación.

    El proceso se construye, no surge. De lo que se trata por lo tanto, es de superar una concepción estática del camino emancipatorio, como ya venía sucediendo en las sucesivas negociaciones entre ETA y el Estado español.

    El resistencialismo lleva a la socialdemocracia, en el que puede caer la nueva Izquierda Abertzale. Todo aquel que haga eso ha firmado su sentencia de muerte en el mismo momento en el que mostró su adhesión incondicional al keynesianismo. Pero no sólo su incapacidad de frenar al neoliberalismo dan buena cuenta de su irónica bancarrota, sino que el proyecto ha sufrido un duro revés, justo cuando la burguesía ultraliberal ha hecho suyos, de buena gana, los planteamientos intervencionistas estatales para tapar sus miserias que constituían la base de un programa económico más “social y justo” sin cuestionar las bases del sistema.

  5. A mí también me ha gustado mucho el artículo, sobre todo la nota final, en la que creo que habría que hacer incapié constantemente. El pueblo trabajando por el pueblo y para el pueblo y las cabezas visibles fomentando y participando como uno más y, en cuanto se detectase cualquier indicio de dichas tentaciones dirigistas, pues, lo siento mucho, pero esa persona/s tendrían que ser serían relevadas sin contemplaciones por constituir un peligro para el movimiento popular.

  6. “Como no me gustaría que fuera Sortu” artikuluan jada gai honetaz eman nuen iritzia. Herri mugimenduaz irakurketa eta interes ezberdinak egon badaude (autonomoagoa al ez hain autonomoa, ofentsiboagoa ala ez hain ofentsiboa, iazera zentralistagoa ala tokian tokiko…eta abar).
    Borroka garaiak berea du eta (eta zuzendu, oker banago),herri mugimenduari nolabaiteko autonomia ematen badio ere, ENAMen barruan dinamizatze eta elikatzearen beharra kokatzen du. Ados egon naiteke baina elementu garrantzitsu bat ahazten dugu. Oraingo ENAMen ildoa aldatu da eta hori dela eta, bultzatuko duen herri mugimenduaren izaera ez da agian batzuek nahi duguna izango. Oraingoan ez, behintzat.
    Nik ere herri mugimenduan trinkontu eta planifikatzearen beharra ikusten dut baina zeri begira???. Gipuzkoan ez da Ahtren aurkako borroka bultzatu, zabor bilketarena baino, Iruñeako Sarasaten siglen batuketa luze batek Barcina botatzea du borrokatzearen jomuga…Argi dago zer bultzatu den kasu bietan. Aldaketa instituzionalari hain garrantzi handia ematen diozunean, herria horren parte ikusten duzu, nahitanahiez.
    Borroka garaiaren irakurketak gustura irakurtzen ditut eta ildo hori mantendu behar delakoan nago, aldarrikapen gisa, etorkizunari begira… baina oraingo unean ez dakit nik ea interesgarria den Sortun (gustuko ala ez, estrategia han markatuko da) herri mugimenduaren ardura handia hartzea ala eztabaida sakon bat burutzea…
    Ez dut nahi Sortu dinamizatzaile garrantzitsu bat izatea… eta herri mugimendua instituzioetako eserleku batzuei begira baino ez egotea. Barkatu baina ez dakit hori herri mugimendua den…Nik bestelako izaera bat ematen diot, behintzat. Galdera bat daukat, borroka garaiarentzat, posible izango da, zuen ustez, Sorturen barruan masa borrokak borroka instituzionalari kritika egin behar zaiola baloratzea? Helburua Bildu indartzea bada inondik inora eta horrela emango dira hurrengo urteak…
    Etorkizunari begira, baikor nabil baina orain…transizio garaian…eutsi!!!

    • Aupa Iratxo,

      Beharbada ez didazu ulertu edo txarto azaldu dut. Dinozu: “Ez dut nahi Sortu dinamizatzaile garrantzitsu bat izatea”, eta zentsu horretan guztiz ados nago zurekin, eta artikuluan beste gauza batzuen artean hori isladatu dudala uste dut. Hala ere, herritar batasunean herri mugimenduari buruz eztabaidatzea garrantzi handikoa da, batez ere osagarritasuna bermatzeko, instituzioetan herri mugimenduen ahotsa entzuteko (eta nahiak asetzeko) etabar. Zure irakurketak gustora irakurtzen ditut ere bai. Ondo segi.

      • Herritar batasunean herri mugimenduari buruz eztabaidatu behar da, garrantzia eman…horretan bat nator zurekin. Nire kezka da ea egun eztabaida sakon batzuei heltzeko unerik aproposena den. Me remito a los hechos, zer nolako herri mugimendua bultzatzen ari den eta zein ez hainbeste… Gaur egun, aldaketa prozesua era sakon eta luzeago batez hitz egiteko baldintzarik badago? Komeni da? Ez dakit nik…Hurrenarte!

  7. Mi experiencia de los 80 y 90, entrando en los 00s (pero con casi la última década más en blanco) es que los tres primeros puntos de las “conclusiones” no son correctos (el resto más bien sí): el MPV muy probablemente habría existido (y quizá en algunos momentos mejor de lo que fue) sin el MLNV (o más precisamente la UP, ya que el MLNV es un término un tanto vago y amplio).

    Aunque cuando yo era más más joven (los 90 o así) “MLNV” solía ser sinónimo de KAS y los “movimientos” satélites creados por escisión forzada por KAS misma tras el fracaso de Argel, de los cuales creo que hoy día sólo sobrevive Eguzki (?).

    No entiendo muy bien cómo se puede abordar el Movimiento Popular Vasco de forma honesta y autocrítica sin explorar este episodio que se extendió en el tiempo y tuvo efectos importantes, también de desafección hacia el MLNV.

    Por lo que me temo que el análisis cojea y mucho. No sé si es que el autor/-a es demasiado joven para acordarse de la innecesaria división del MPV en sus manifestaciones más extensas en dos o tres sectores de carácter sectario.

    Por contra es muy cierto el punto cuatro de las conclusiones: “La unidad popular ha sido alimentada por el movimiento popular y no al revés”. Sin duda y a pesar de todo. Al final del trabajo generalmente sectorial (a veces en exceso) en el MP uno/-a se plantea qué más (al menos para votar u otras actividades de mayor impacto político) y en EH la respuesta suele ser la Izquierda Abertzale.

    Pero al contrario de lo que el artículo dice la IA/MLNV/UP no siempre ha sido constructiva y favorable al MPV plural y no sectario. Y ese capítulo sectario, que no fue corto aunque se fue corrigiendo poco a poco (entiendo yo) debiera de analizarse crítica y abiertamente.

    • Aupa Maju, precisamente he dicho que esa autonomía (y por extensión problemas de sectarismo, dirigismo etc.. que no los niego, pero mucho ojo que no eran exclusivos del MLNV sino de prácticamente todos los sectores revolucionarios que existían) se empezaron a corregir en los 90 y a lo largo de esa década no puedo más que hacer un análisis mucho más positivo que negativo de su desarrollo en ese sentido. Obviamente errores siempre existen, pero tampoco era el objetivo del texto hacer una análisis crítico del movimiento popular ni de su historia. Y si es cierto que la izquierda abertzale tiene episodios digamos no muy correctos, pero también grandes virtudes en ese sentido. Nací con franco aún vivo, aunque por muy poquito. Saludos!

  8. Yo despues de visto lo visto hoy en Donostia, tengo que decir ( y disculpad, compañer@s por la vomitona) que solo creo en los movimientos sociales. Poco creia en Sortu-Bildu. Desde hoy, menos
    Gora Euskal Herria askatuta ta sozialista

  9. Aingeru… te diría que los movimientos sociales a veces parchean el sistema que denostamos. Cuidado con elevar al MPV o a los movimientos sociales (cosa distinta) como algo limpio y puro, porque de hecho, muchas veces, se han convertido en auténticos valedores del capitalismo y subterfugio de elementos oportunistas que se han impulsado a través de ellos.

    • quizas tengas razon, meti este comentario en un momento de mala leche por cierta noticia que leii acerca de unas palabras de Pernando Barrena y tu me entiendes

  10. Nere postekin loturak: Sortu, ezker abertzalea eta oinarri ideologikoak « Borroka Garaia da!

  11. ¿Movimiento popular vasco?¿Qué es eso? Una unidad masculina singular… Una forma de definir al otro, de analizar y de percibir, reduccionista, simplificante y sobre todo, a priorista, puesto que analiza una realidad viva, compleja y dinámica desde un patrón teórico binarista, en el que el “movimiento popular vasco” es un objeto sobre el que el sujeto define, aplica, interviene. En la medida en que nuestro análisis se base en apriorismos simplificadores, nuestras conclusiones no solo serán erróneas, sino también contra-revolucionarias, puesto que nuestras proposiciones no conseguirán transformar la realidad de la que partimos. Una alternativa verdaderamente revolucionaria debe ser, como poco, transformadora, y por tanto, compleja. Y la complejidad, como todo, se consigue complejizando.

  12. Las lamentaciones amargadas de hace unos comentarios, de algún heredero del patxiturriozismo, o federalismo españolista, acerca de la dirección socialista revolucionaria de los movimientos sociales nacionales (muy apropiada para evitar derivas centralizadoras del MPV hacia Mandril, estilo E. Martxan), no nos tienen que confundir sobre la extraordinaria experiencia estratégica y organizativa de KAS, con relación al potencial de lucha social de Euskal Herria, en primer lugar los MMSS (o mmpp).

    Más aún, a pesar del progresivo desvío socialdemócrata, y de no-violencia burguesa, del movimiento (explicable en parte también por la creciente integración social de EH en el marco socio-económico imperialista), esta realidad que el autor del artículo define así: “El movimiento popular vasco es la respuesta que principalmente la clase trabajadora y la juventud vasca han dado a un entramado político, económico y social impuesto”, puede ser conocida, estudiada y desarrollada todavía más, lógicamente.

    En efecto, estamos ahora en presencia de nuevos movimientos sociales más radicalizados y conscientes de las relaciones sociales actuales, de producción y de propiedad en primer lugar, y toda esa anterior labor de ASK, organismo de KAS para el Movimiento Popular, fundada sobre el materialismo dialéctico, se ha quedado a mitad camino. Pero un excelente camino.

    No será esta tampoco una casualidad. La misma crisis de HASI y demás fenómenos colaterales, hasta podrían ser interpretados como una reacción (pequeño-burguesa, dirán algunos, en el interior del MLNV) al miedo a la progresiva radicalización de algunas luchas sociales y nacionales que ASK dinamizaba (ver por ejemplo la actitud de Eguzki de cara a Lurraldea!).

    Es decir: las debilidades de respuesta social, y la interiorización de la ofensiva fascista española, que han acompañado la últimas fases de HB para entendernos, pueden ser debidas también al hecho de haber dejado a mitad camino la dirección revolucionaria, o radical y de clases, de los MMSS en EH.

    Por lo tanto, a la vista de las próximas batallas sociales, inevitables, y al resurgir progresivo de la conciencia de clase y de sus luchas radicales correspondientes, tendríamos que recoger por lo menos parte de ese trabajo teórico-práctico, y desarrollar ese concepto de “ movimiento popular vasco (como) respuesta (de) la clase trabajadora y la juventud vasca”.
    Por ejemplo, superando la visión laborista de la clase obrera, que es mucho, muchísimo más que su sector “empleado/trabajador/asalariado”. En efecto, muchos MMPP no son nada más que distintas expresiones particulares de la clase obrera, antagonista a muerte con este sistema criminal, en todos los sentidos.
    Es decir: reanudar con el trabajo teórico y práctico de ASK como un legado útil a desarrollar, o necesario, para lograr una liberación social y nacional real, profunda y duradera.

    Primer trabajo urgente: la dinamización nacional y de clase de los nuevos movimientos sociales, como Stop desahucios, por ejemplo.
    Koxme

    • Oro har ados zurekin, Koxme (nahiz eta zure hizkera nahspilatsua den batzuetan). Hala ere, ez nago ados esandako gauza batekin, “langile klasearen bisio laborista” deitutako horrena (hala uste dut, ez bait dut oso ondo ulertu). NIre ustez, langile klasea definitzen duena ekoizpenarekiko posizioa da, hau da, ekoizten duenarekiko harremana eta lan egiteko modua. Ez nago ados, adibidez, ikasleak (edo beste edozein kolektibo ez-klaseko), langile klasearen “garrantzi mailara” parekatzearen azken urteetako moda horrekin. Halako “aniztasun” gaizki ulertuak, on baino oker egiten dio mugimenduari, nire ustez.

  13. No es una cuestión muy fácil de resolver, visto que está muy afincado el concepto de obrero como sinónimo de trabajador.
    O, dicho de otro modo, que no hay un término claro para definir la clase, como podría ser en euskara lo de “ekile klasea”.

    El obrero sufre esencialmente tres determinantes capitalistas: la expropiación de los biene comunes, la alienación cultural, ética, ideológica que le hace sometido, como los demás proletarios y, luego, la obligación (con muy escasas alternativas) de tener que transformarse en trabajador empleado-explotado, buscar curro y eso.
    Entonces, los que logran una explotación, solo forman un sector de la clase obrera, mucho más amplia, sobre todo si la vemos en el plano global (migraciones, etc.)..

    Esto aparece bastante claro en un largo debate, ya viejete pero famosillo, entre cubanos, vascos, catalanes, etc. sobre el artículo de este enlace de Raveli:
    http://old.kaosenlared.net/noticia/trabajadores-no-representan-toda-clase-obrera

    Sin embargo, ahí no aparece de manera tan clara la cuestión de los bienes comunes y de la propiedad/expropiación capitalista, me parece.
    Koxme

    • Gazte erakunde iraultzailea eta gazteen herri-mugimenduei dagokienez, puntualizazio bat: EHn izan diren hiru mugimendu potenteenetarikoetan (Intsumisioa eta okupazioa EH osoan eta Demoena Ipar Euskal Herrian) Jarraik ez zuen aitzindari lana bete. Kasu batzuetan gero gehitu zen eta inoiz oztopatze lanik ere burutu zuen.
      Beraz, egilearen esaldi honekin “es necesaria una organización juvenil, independentista , socialista y revolucionaria, entre otros motivos para generar, sustentar y alimentar al movimiento juvenil (que no es otra cosa más que el movimiento popular de la juventud)”, bat etorri ahal naiz, baina ñabardurekin.
      Erakunde horrek orain arte egon direnak baino praktika irekiagoa eta adjetibo gutxiago baditu (ze premia dago, adibidez, independentista berba sartzeko? Eta sozialista bazara nahiko da horrekin, ezta? Beste galoi bat gehiago jartzeak ez dizu praktika hobe bat bermatuko) askoz hobeto.

  14. Nere postekin loturak: Sobre Eusko Ekintza | Borroka Garaia da!

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s